Julio 20, 2011

Villar lleva a Paraguay a la final de la Copa América... aunque no fue justo

Si Paraguay llega a quedar campeón de la Copa América, en Asunción van a tener que hacerle un homenaje especial a Justo Villar. No sólo es el mejor arquero del torneo, sino que es el responsable directo de que la selección guaraní llegue hasta la final. En la semifinal frente a Venezuela una vez más, tal y como ocurrió contra Brasil en cuartos de final o como se vio en la fase de grupos, el nuevo arquero de Estudiantes de La Plata fue fundamental para asegurar el empate de su equipo, que parece ser lo único que necesita Paraguay para seguir vivo en la Copa

Porque ojo, se dice empate porque extrañemente este Paraguay no tiene con qué ganar, no tiene ideas, no tiene fútbol ofensivo, pero defensivamente es una muralla, y cuando a esta pared gigante le aparece una fisura llega Villar para solucionarlo.

Contra Venezuela, además, fue definitivo al tapar el tercer cobro en la tanda de los penales después de lucirse en los 120 minutos de juego. Lucena no pudo vencer al meta, paraguay se puso arriba 3-2 y, al final, gracias a un cobro perfectamente ejecutado por Verón, la albiroja se metió en la final contra Uruguay tras imponerse desde los doce pasos por 5-3.

Paraguay llega a la final de la Copa América, un torneo que no gana desde 1979, y lo hace sin haber ganado un solo partido: suma cinco empate y, salvo el 3-3 con Venezuela de la fase de grupos, en todos Villar ha sido la gran figura. Lo curioso es que podría convertirse en el primer equipo en la historia que logra este título sin ganar un solo juego si, por ejemplo, empata de nuevo con la celeste y la derrota en los penales.

Ya hablando del juego hubo dos tiempos muy diferentes. La primera parte fue de ida y vuelta, con la pelota siempre lejos del medio campo y cerca de los arcos, aunque sin generar muchas preocupaciones para Villar y Vega.

Paraguay trató de imponerse a punta de velocidad pero no tuvo profundidad, y Venezuela trató infructuosamente de darle manejo a la pelota. Sin embargo, este intento surtió efecto cuando Paraguay notó que no tenía con qué: lo suyo era aguantar y buscar suerte en un pelotazo a Haedo Valdez, y eso hizo.

De allí que las opciones venezolanas empezaran en serio con un gol que no fue válido al minuto 35, después de que Rondón estuviera en fuera de lugar en un cabezazo de Vizcarrondo que se fue al fondo del arco. Venezuela se sintió con viento en la camiseta y siguió atacando, y por eso al 43 tuvo un palo y luego, en el rebote, Villar le impidió celebrar.

La segunda parte, en cambio, fue tediosa. Paraguay mostró sus problemas de creación, los cambios no le ayudaron (ni Estigarribia ni Santa Cruz -que no duró diez minutos en el campo por lesión-, ni Martínez mejoraron su cara), y Venezuela se contagió. Además, cuando tuvo opciones no aprovechó.

En cambio, el tiempo extra fue el verdadero partido. Venezuela se fue encima, se creció, se tomó confianza y mostró una excelente condición física y acorraló a un Paraguay que, para rematar, se quedó con uno menos por la expulsión de Santana al 103.

Pero no le entró. Tuvo tres palos, el arquero paraguayo atajó de nuevo como un Dios y, entre una cosa y la otra, a Venezuela el balón no le entró y la definición se fue a los penales. Allí Villar, una vez más, fue decisivo y metió a Paraguay en una final de Copa América. Sin haber ganado un solo partido, pero ahí está, tentando a su suerte frente a Uruguay este domingo...

Repase la estadísticas del partido en  http://www.caracoltv.com/golcaracol/detallepartido?game=99087&cup=copaamerica

Ficha técnica 

PARAGUAY (0/5): Villar; Cáceres, Da Silva, Verón, Piris; Santana, Riveros, Ortigoza, Edgar Barreto (Estigarribia, m.70); Barrios y Haedo Valdez (Santa Cruz, m.73) (Martínez, m.80) 

VENEZUELA (0/3): Vega; Vizcarrondo, Di Giorgio, Cichero, González (Maldonado, m.84); Lucena, Moreno (Fédor, m.71), Rosales, Arango; Perozo (Rey, m.46) y Rondón

PENALTIS: 1-0: Ortigoza, gol; 1-1: Maldonado, gol; 2-1: Barrios, gol; 2-2: Rey, gol; 3-2: Riveros, gol; Lucena, tapa Villar; 4-2: Martínez, gol; 4-3: Fedor, gol; 5-3: Verón, gol.

ÁRBITRO: Francisco Chacón (MEX). Mostró tarjeta amarilla a Rosales, Santana, Verón. Santana fue expulsado, tras recibir una segunda amarilla, a los 102

INCIDENCIAS: Segundo partido de las semifinales de la Copa América 2011, disputado en el estadio Malvinas Argentinas, de Mendoza, ante unos 8.000 espectadores. Al término del encuentro se desató una bronca generalizada entre las bancas de ambos equipos.