Julio 21, 2011

Exclusivo: Rafael Dudamel elogia a Venezuela y manda mensaje a sus críticos

¿Cuál es su balance de la selección venezolana en la Copa América?

Este es positivo. Venezuela es una selección que se preparó muy bien para el torneo, con partidos necesarios y suficientes para llegar con un buen nivel de competencia.

Estábamos integrando uno de los grupos (B) más fuertes de la copa junto a Brasil, Paraguay y Ecuador. El haber empezado con Brasil y empatar abrió la ilusión y creó expectativas de lo que podía hacer la vinotinto.

Luego con el triunfo contra Ecuador y el empate con Paraguay, Venezuela demostró que los buenos resultados no eran fruto de la casualidad, que había una buena colectivización y que la gente iba a ejecutar muy bien.

En los cuartos de final se le gana a una selección chilena que tantos elogios despertó en el Mundial durante la época de Marcelo Bielsa. Vencer a un rival tan fuerte nos hizo entender que íbamos por el buen camino, a lograr el objetivo de adquirir un estilo.

Contra Paraguay en semifinales la selección actuó como las grandes. Quizás, algunos con un estilo de juego no muy vistoso y no muy agradable. Cuando tiene que jugar lo hace y cuando tiene que luchar, lucha. Pudo someter a Paraguay en la prórroga y después ya en los tiros desde el punto penalti no tuvimos la contundencia necesaria para poder llevarnos el triunfo.

Pero el equipo nos deja muy tranquilos. Es una selección que ha enamorado a todo un país.

El próximo reto del equipo será este sábado en la lucha por el tercer puesto de la Copa América ante Perú, que también ha demostrado un gran nivel en el torneo. ¿Cómo ve ese partido

Hay que reponerse rápido de la derrota ante Paraguay. Hay que estabilizarse en lo anímico y en lo mental. Ganar sería terminar el torneo con una carga de energía positiva muy importante, ya que las Eliminatorias Suramericanas están a la vuelta de la esquina.

A Venezuela se le vio por mucho tiempo como la 'Cenicienta' de Suramérica, pero desde hace 12 años ha implementado un proceso interesante con los técnicos José Omar Pastoriza, Richard Páez y César Farías ¿Cómo catalogaría usted ese proceso?

Hay etapas, ciclos. Cada uno de ellos ha aportado muchísimo en lo táctico, en lo físico, en lo mental.

Ha llegado un momento en el que no solamente los entrenadores y los jugadores han ido evolucionando; también los dirigentes, el periodismo. Todos están viendo que se le debe brindar a la selección las herramientas para trabajar de muy buena manera. Eso ha hecho mejorar el perfil del futbolista venezolano desde todo punto de vista: Hay más jugadores en el exterior, el fútbol es más competitivo y al final el más beneficiado es el técnico de turno de la selección, porque los jugadores llegan más capacitados.

Aunque puntualizar en este proceso no me corresponde, siento que el equipo ha venido haciendo buena campaña y lo ratifican los resultados.

Usted ha estado muy conectado con las redes sociales, especialmente Twitter. Ha lanzado dos Tuits que han llamado mucho la atención:

"No vale perder el tiempo con los de afuera, con aquellos que no sé de dónde sacan autoridad moral para opinar con tal irrespeto".

"Hoy lo miran desde afuera, eliminados. Es nuestro momento, disfrutémoslo". ¿A quién(es) se refería específicamente con esos mensajes?

Hay periodistas irrespetuosos de Chile, de México... A la prensa internacional en general todavía le cuesta aceptar, reconocer lo que ha hecho la selección venezolana.

Cada equipo según su idiosincrasia refleja su estilo de juego en el fútbol. He escuchado comentarios irrespetuosos y sin argumentos sólidos a la hora de referirse a nuestra selección.

De pronto quisieron involucrarnos en un juego sicológico al menospreciar a nuestros futbolistas, a nuestro fútbol como tal. Hay otros que a la distancia quieren hacerse los ‘showmen' del periodismo y lo que hacen es un gran ridículo.

Lo que he querido transmitir con esos mensajes es que no podemos prestarle tanta atención a comentarios desagradables, que nos lleven a desorientarnos de nuestro camino y de nuestros objetivos.

Principalmente hacía referencia a aquellos a los que todavía les cuesta asimilar que a nivel de selección vamos entrando al grupo de equipos suramericanos de buen nivel.

Dudamel jugó muchos años en Colombia y tiene muy claro el presente del fútbol nacional. ¿Cómo vio a los dirigidos por Hernán Darío Gómez en Argentina?

A mí me agrado mucho la selección Colombia. Desde hacía tiempo no tenían una selección en la que línea por línea contaran con tan buenos jugadores y tantas alternativas.

Por aquellas cosas del fútbol quedaron eliminados en cuartos de final con la selección de Perú, pero el nivel de rendimiento individual y colectivo de la selección dejó una muy buena sensación para ilusionarse. Creo que para la Eliminatoria de Brasil 2014 tienen buenas y claras posibilidades, como también las queremos tener los ecuatorianos y los venezolanos.

Usted se retiró como futbolista activo, pero siguió ligado a los terrenos de juego. Ya debutó como técnico con Estudiantes de Mérida. ¿Cómo se ha sentido en esa nueva faceta?

Me siento muy bien. Estuve por más de seis meses con Estudiantes de Mérida, uno de los equipos en Venezuela que institucionalmente tienen que evolucionar muchísimo en la parte financiera y en la parte de infraestructura. La pasé muy bien. Ha sido una experiencia muy enriquecedora, a través de la cual descubrí todas esas facetas en las que puede uno desenvolverse.