Junio 14, 2012

Boca Juniors 2-0 U de Chile: el xeneize quiere otra final de Libertadores

El Boca, actual campeón del fútbol argentino, dominó por amplios pasajes del encuentro al monarca de la Copa Sudamericana de 2011 y se impuso con goles convertidos por el uruguayo Santiago Silva y el juvenil Juan Sánchez Miño.

En el primer tiempo, los boquenses salieron decididos a imponer su estilo de juego con una presión asfixiante que tuvo en Pablo Ledesma, Leandro Somoza y Walter Erviti sus mejores intérpretes.

Las bandas también fueron una preocupación para los chilenos porque Pablo Mouche con sus desbordes se mostraba siempre como alternativa ofensiva.

En los primeros diez minutos Silva, Rolando Schiavi y Erviti desperdiciaron tres oportunidades con remates por encima del travesaño.

Pero, en el minuto 14, un nuevo arranque en velocidad de Pablo Mouche le dejó un balón dominado en el área a Silva quien, de media vuelta, venció la resistencia del guardameta Johnny Herrera.

Los locales extendieron su dominio hasta la media hora de partido, pero el equipo dirigido por Jorge Sampoli despertó y logró mostrar una mejor cara.

Un tiro libre de Marcelo Díaz exigió la respuesta del meta Agustín Orión en el minuto 30, mientras que un golpe de cabeza de Junior Fernandes se fue por arriba del transversal ocho minutos después.

Eugenio Mena tuvo con un disparo cruzado la última posibilidad del primer tiempo al minuto 44, pero el balón cruzó todo el área y se fue cerca del segundo palo del portero Orión.

En el complemento, Boca volvió con energías renovadas y en los primeros cinco minutos dispuso de dos claras: una que el guardameta chileno Herrera le tapó a Silva y otra que Mouche desperdició en soledad por encima del travesaño.

En el minuto 54, Juan Román Riquelme habilitó a Walter Erviti, éste remató al arco, Herrera dio rebote y Sánchez Miño aprovechó para decretar el segundo tanto.

A partir de ese momento, el Boca apeló al recambio futbolístico y dispuso un esquema de contragolpe para intentar aumentar la diferencia.

El conjunto chileno, con mucho orgullo pero pocas ideas futbolísticas, fue en busca del descuento y hasta Sampaoli apeló al debut del recién llegado Sebastián Ubilla.

Sin embargo, el tanteador no se modificó y Boca Juniors viajará a Santiago de Chile con una diferencia de dos goles, mientras que la Universidad de Chile tendrá la difícil tarea de revertir este resultado adverso.

Vea acá las estadísticas del partido.