Marzo 3, 2013

La crisis de Nacional enfrentará al despertar de Boca Juniors

La continuidad de Díaz está muy devaluada debido a un mal comienzo de la temporada del equipo a nivel local y pobres rendimientos en lo internacional.

Los "tricolores", como se les conoce por su vestimenta blanca, azul y roja, tienen la plantilla más cara del fútbol local, pero en la víspera apenas lograron igualar 1-1 con el modesto Cerro Largo, equipo con solo una década de historia, y a punto estuvieron de perder en partido adelantado de la segunda jornada del torneo Clausura.

Esa fue la segunda frustración consecutiva del equipo que hace una semana perdió en casa 1-0 frente al Defensor Sporting, en partido que reeditó la final de la Liga de la pasada temporada cuando Nacional se quedó con el título.

Tras el empate Díaz puso su cargo a disposición del presidente Eduardo Ache y la directiva del Nacional se reunirán mañana para analizar la situación. La mayoría de los dirigentes estarían de acuerdo en la destitución del entrenador, que fue contratado por la anterior directiva de la institución y renovada tras elecciones a finales del pasado año.

El Nacional hizo un esfuerzo económico importante previo al inicio de la temporada y repatrió al goleador internacional Sebastián "Loco" Abreu, desde Brasil, al también goleador Iván Alonso y al creativo Juan Albín, ambos desde España y con salarios muy importantes para el nivel local.

Con el objetivo de poder ganar la Libertadores, que le resulta esquiva desde hace más dos décadas, los directivos apostaron a un salto de calidad en la plantilla, pero en el campo las cosas no le han salido bien.

En su debut en el torneo internacional igualó en casa 2-2 con el ecuatoriano Barcelona y con un gol de Alonso en tiempo de reposición. Díaz logró "algo de aire" con la victoria 3-2 a domicilio el pasado 20 de febrero frente al mexicano Toluca en la segunda presentación en la Libertadores, pero los sucesivos traspiés a nivel local volvieron a bajar sus acciones.

"El técnico no es el único responsable", se limitó a afirmar el presidente Ache tras la nueva decepción de la víspera.

La mayor preocupación de directivos y seguidores es que el equipo, a pesar de la calidad de sus figuras, tiene muy poco juego de conjunto, se repiten los fallos defensivos y el entrenador parece no haber logrado acomodar las piezas.

Frente al Cerro Largo, Díaz le dio cabida entre los titulares a cuatro juveniles, algunos debutantes en la primera división, y dejó fuera del equipo a jugadores de experiencia.
El equipo tuvo rebeldía y buscó la victoria, pero de forma desordenada y sobre el final a punto estuvo de sumar una nueva derrota de no mediar una gran actuación de su portero, Jorge Bava, que fue elegido como el mejor del partido.

El Nacional visitará el próximo 7 de marzo a Boca Juniors en la "Bombonera" en otro partido del Grupo 1 de la Libertadores y los directivos definirán este lunes si le dan una nueva oportunidad al "Chavo" Díaz y sus colaboradores o cambian el timón del equipo en medio de la tormenta.