Enero 30, 2015

Huracán espera ser la gran sorpresa en la Copa Libertadores

Apuzzo, de 51 años y formador de grandes jugadores de Huracán, asumió el año pasado su quinta conducción interina tras la renuncia de Frank Kudelka y consiguió no sólo el regreso a primera división sino que sumó la conquista de la Copa Argentina y la clasificación para esta edición de la Copa Libertadores.

"Estamos tranquilos y creyendo mucho en el plantel. Ojalá que la gran pretemporada que hicimos pueda quedar reflejada desde el partido del próximo martes ante Alianza Lima. Vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para ingresar en la fase de grupos", enfatizó el entrenador en diálogo con Efe.

"Huracán era un gigante que estaba dormido y que gracias a Dios lo pudimos despertar y que ahora tiene que empezar a gatear y después a caminar. Tenemos que ir de a poco pero sabiendo que es un equipo muy grande y con mucha historia", completó.

Como jugador, la carrera futbolística de este mediocampista por izquierda se truncó en 1983 por una hepatitis, justo un año después de haber sido combatiente en la Guerra de Malvinas, donde estuvo de servicio en el Batallón 601 de tanques de Boulogne, al norte del conurbano bonaerense.

Coordinador de las inferiores del club de Parque Patricios en dos períodos (2003-2007 y 2011-2014), Apuzzo también trabajó en el proyecto del Barcelona en la Argentina hasta fines de 2011.

Descubridor de grandes baluartes de Huracán como Leandro Girmi, Mauro Milano, Daniel Osvaldo, Paulo Goltz, Matías Defederico y Gonzalo 'Pity' Martínez, el año pasado le tocó escribir una de las páginas más importantes en los 106 años que tiene el 'Globo'.

"Yo me siento orgulloso del plantel que me puso en este lugar, de la gente del club y de los dirigentes que confiaron en mí. Espero estar a la altura de las exigencias y tratar de errar lo menos posible desde afuera para achicar el margen de error de los jugadores", dice con su pelo apenas crecido luego de haberse 'rapado' al cumplir una promesa tras lograr el ascenso.

Tras haber perdido la categoría en 2009, Huracán consiguió a fines del año pasado uno de los diez ascensos para retornar a primera, donde será uno de los 30 equipos en la temporada 2015.

La conquista de la Copa Argentina, segundo título del club tras el torneo Metropolitano de 1973, le brindó el pasaporte para disputar por segunda vez la Copa Libertadores, con un único antecedente en 1974 cuando accedió hasta semifinales.

"Confío mucho en este plantel que logró todos los éxitos del año pasado, que les valió esta confianza y respaldo para 2015. Todavía faltan dos o tres refuerzos más. (Martín) Nervo finalmente llegó pero muy justo, bien en el aspecto físico pero falto de fútbol, y seguramente lo tendremos para la revancha como local", sostiene Apuzzo de cara al duelo con Alianza Lima por la fase preliminar de la Copa Libertadores.

Con respecto a su rival, señaló: "Alianza es un buen equipo y uno de los grandes de Perú. Pero nosotros confiamos en que vamos a hacer un gran partido y a traer un buen resultado de Lima, que sería un triunfo. Aunque si es un empate, y jugando bien, también será bienvenido porque te deja la tranquilidad de poder cerrar la serie de local".

Apuzzo en sus cinco conducciones interinas de la primera división (2005, 2011, 2012, 2013 y 2014) totaliza 17 partidos, con 7 triunfos, 5 empates y 5 derrotas. Como local en el estadio Tomás Ducó nunca perdió en los 8 partidos que dirigió con 5 triunfos y 3 empates.

Y lamentó que la ida en Lima se dispute a puerta cerrada: "Como se juega a puerta cerrada, la gente de Huracán no va a poder acompañarnos en Lima, pero sabemos que nuestro público es incondicional. Ojalá podamos traer un gran resultado pero ante cualquier resultado no tengo dudas que va a explotar el Ducó en la revancha", finalizó.