Febrero 16, 2016

Santa Fe intentó, luchó y atacó pero se quedó en el 0-0 ante Cerro Porteño

El paraguayo Cerro Porteño logró este martes un valioso empate 0-0 ante el colombiano Independiente Santa Fe en juego disputado en el estadio El Campín de Bogotá por la primera fecha del Grupo 8 de la Copa Libertadores de América-2016.

El cuadro paraguayo montó un férreo esquema defensivo que no pudo ser vulnerado por un corajudo Santa Fe, que luchó y empujó todo el partido en busca del gol de la ventaja, pero se encontró con la enorme figura del portero Anthony Silva.

Fue un juego en el que Santa Fe, el vigente campeón de la Copa Sudamericana, no encontró el talento necesario para romper el muro montado por el 'Ciclón del barrio obrero', que mostró una gran cara en defensa y una pobre imagen en la fase ofensiva.

Santa Fe salió a presionar desde el primer minuto y muy temprano impactó un balonazo en el poste de la mano derecha del arquero Silva, tras un cabezazo del espigado defensor William Tesillo.

El local salió a jugar con intensidad y buen toque y en los primeros 15 minutos tuvo claras opciones de gol con Baldomero Perlaza y el argentino Jonathan Gómez, quien probó los reflejos de Silva que respondió ante el ímpetu de los 'cardenales'.

Los dirigidos por el uruguayo Gerardo Pelusso trataron de recuperar la pelota lo más cerca posible del marco paraguayo, que creó una gran densidad defensiva con una línea de hasta cinco zagueros respaldados por tres volantes.

El esquema le funcionó bien al visitante que cerró el espacio y le restó claridad a los rojos de Bogotá, que solo volvieron a tener una oportunidad de gol a los 40 minutos, cuando el delantero Carlos Ibargüen ganó la espalda de la defensa de Cerro y estrelló su remate en la bajante derecha de Silva.

En el cierre de la primera parte Santa Fe trató de abrir su juego por la banda derecha con el lateral Sergio Otálvaro, que lanzó un buen par de centros que no pudieron ser aprovechados por volantes y delanteros que llegaron a zona de remate.

En el comienzo del segundo tiempo no cambió mucho el decorado con un Santa Fe presionado el área rival con centros y remates de media distancia a través de Gómez e Ibargüen y un Ciclón dedicado defenderse muy cerca de su arco.

El once colombiano intentó repetidamente vulnerar el marco de Cerro, pero por momentos lució repetido en las maniobras y le faltó precisión para terminar las jugadas en el predio del rival.

El equipo del venezolano Cesar Farías cortó los circuitos de comunicación del León, que careció de imaginación para romper al esquema y se limitó a los intentos de Otálvaro, la media distancia de Luis Seijas y el transporte, a veces exagerado, de Gómez.

El partido se hizo lento y poco emocionante con el transcurrir de los minutos y ni siquiera el ingreso del talentoso argentino Omar Pérez al medio del campo local, varió la dinámica del encuentro.

El único que hizo una propuesta diferente fue Otálvaro, que pasó insistentemente con velocidad y habilidad por la franja derecha, lanzando centros que no pudieron ser rematados por sus compañeros ante la fortaleza mostrada por la defensa central del Ciclón.

En los minutos finales el local tuvo dos claras ocasiones de anotar en un cabezazo del defensor Yerry Mina y en un remate de Ibargüen, pero en ambas ocasiones Silva dijo no, como lo hizo en todo el encuentro.

Este miércoles el Grupo 8 completa la primera jornada con el juego entre Cobresal de Chile y el poderoso Corinthians de Brasil, uno de los favoritos a ganar el torneo continental.

Ficha: