Marzo 9, 2016

Cerro Porteño le puso picante al grupo 8 de la Libertadores: se impuso 3-2 a Corinthians

Los goles para el 'ciclón' fueron anotados por Guillermo Beltrán, a los 48 y 82 minutos, y Sergio Díaz, a los 75, respectivamente. El conjunto brasileño descontó por intermedio de André y Giovanni Augusto -de penal-, a los 13 y 87 minutos.

Los brasileños terminaron jugando con nueve hombres por las expulsiones de André, a los 52 minutos, y Rodriguinho, a los 72, ambos por acumulación de tarjetas amarillas.

De trámite intenso, el partido solo se definió en los últimos minutos a favor del cuadro azulgrana guaraní a pesar de su superioridad numérica desde los 52 minutos.

Sin embargo, fue el 'Timao' el que se fue al descanso tranquilo con un tanto a su favor, gracias al gol obtenido a los 13 minutos por André, quien aprovechó el rebote de un remate perfecto de tiro libre de Guilherme, en un error del portero del Anthony Silva que no pudo controlar la pelota que golpeó en su pecho.

Pero Cerro logró emparejar el marcador apenas iniciado el segundo periodo con el tanto de su delantero Guillermo Beltrán, de impecable cabezazo, tras un pase desde la derecha del portugués Luis Leal.

El tanto modificó el estado de ánimo de los azulgranas, que tomaron la iniciativa y se fueron masivamente al ataque, mientras que los dirigidos por Tité pescaron el contragolpe veloz.

Con el partido inclinado hacia Cerro y el Corinthians con nueve hombres, el 'Timao' casi desnivela el partido a su favor. Devenido en delantero, Yago remató a quemarropa pero encontró bien parado a Silva para contener el remate.

El tanto del juvenil Díaz (18 años) se produjo tras una guapeada del mismo goleador Beltrán, a los 75.

Los brasileños estaban diezmados pero no cesaron en su afán de pelear hasta el final.

A los 82 recibieron el tercer gol de Beltrán. Éste anotó luego de una jugada magistral de Díaz, quien le limpió el camino.

Contra todo pronóstico Cerro resolvió a su favor un partido que se le había complicado bastante en el primer tiempo.

Supo sacar rédito de una situación que le fue desfavorable y que le puso en apuros en el primer tiempo.

Pero cuando parecía que todo era festejo en Asunción un dudoso penal sancionado por el árbitro peruano Diego Haro le permitió a Corinthians recortar distancias y sembrar el nerviosismo en el Defensores del Chaco.

Giovanni Augusto transformó la sanción a los 87 minutos en gol para el 3-2, pero Cerro Porteño estaba en su noche y logró sacar una valiosa victoria que le dio un colchón de oxígeno a su técnico, el venezolano César Farías, que llegó al encuentro con la soga al cuello, pero logró, por ahora, estirar su permanencia en el 'Ciclón'.


Ficha técnica:

 

Temas relacionados: