Abril 13, 2016

Cobresal ayudó a Santa Fe en Libertadores: se impuso 2-0 sobre Cerro Porteño

El chileno Cobresal derrotó 2-0 al paraguayo Cerro Porteño en el partido jugado el miércoles en el estadio El Cobre de El Salvador (norte) en la quinta fecha del Grupo 8 de la Copa Libertadores 2016 y permitió al Corinthians clasificar a octavos de final.

El delantero Lino Maldonado marcó con un certero cabezazo a los 86 minutos y luego el segundo tanto a los 90+3' con los que Cobresal logró su primer triunfo en esta Copa Libertadores, pese a ya estar eliminado.

El triunfo del plantel chileno permitió al brasileño Corinthians, líder del grupo, clasificar a octavos de final del torneo continental.

Cobresal, sin tener un fútbol vistoso, más bien impreciso y discreto, logró una victoria que era impensada durante la mayor parte del juego, ante un Cerro Porteño que fue mezquino y nunca salió a buscar el triunfo, con lo que hipotecó sus opciones de avanzar a los octavos de final.

A falta de una fecha el ‘timao' lidera la zona con diez puntos, seguido de Santa Fe con 8 y Cerro Porteño con 7, y Cobresal cierra con 3.

El próximo miércoles, Corinthians jugará con Cobresal, y Cerro recibe a Santa Fe en Asunción en el segundo partido que definirá la clasificación de la llave.

Cobresal impuso sus condiciones de local a sabiendas de la ventaja de los 2.300 metros de altitud en que se encuentra El Salvador, el campamento minero ubicado a unos 800 km al norte de Santiago, y que le dio confianza para acercarse al arco rival, el cual sacudió con un cabezazo de Israel Poblete que dio en el travesaño a los 20 minutos.

Pese al factor altura, el ciclón paraguayo no mostró dificultades físicas pero sí prefirió quedarse en su campo, dosificando las fuerzas y buscar el contragolpe. Un remate del paraguayo Raúl Cáceres por encima del arquero chileno que se fue apenas por encima del pórtico, puso fin a lo que fue un discreto primer tiempo.

En la segunda etapa, Cobresal se fue al campo rival de manera desordenada e imprecisa, y recién al final del encuentro el ingresado delantero Lino Maldonado se encargó de anotar los dos goles del local.

El primer tanto llegó con un cabezazo que dejó parado al arquero paraguayo Antony Silva, y luego, tras un contragolpe que lo dejó sólo ante el portero, pudo resolver con pulcritud y sentenciar el duelo.

Los goles fueron dos golpes duros para el equipo paraguayo que ante el poco tiempo que le quedaba, no supo reaccionar, dejando una pobre imagen ya que en el resto del partido tampoco hizo valer su mayor jerarquía.

Ficha técnica: