Abril 13, 2016

Gremio ganó 3-2 a Liga de Quito y pasó a la siguiente ronda de Libertadores

Los tantos tricolores surgieron de los botines de Douglas (12 minutos), Bobó (25') y Walace (51'), mientras que de las anotaciones albas se encargaron José Quintero (46') y José Cevallos (76').

Liga quedó eliminado de la Libertadores en su propio estadio y permanece en el sótano de la llave con 3 puntos y -5 goles de diferencia, por detrás del también eliminado San Lorenzo de Argentina (con 3 y -3).

El mexicano Toluca, que había sellado pasaporte con anticipación, ganó por 2-1 de local a San Lorenzo el martes por la quinta jornada y se aseguró la primera posición del Grupo 6 con 13 puntos hasta ahora, escoltado por Gremio (8).

En la sexta y última fecha, San Lorenzo recibirá a Liga de Quito y Gremio a Toluca, programados para el 19 de abril.


- Cancha con manchas de agua -

Sobre una cancha con espacios anegados por las intensas lluvias que golpean al país, el tricolor brasileño se puso a ganar por 1-0 en su primera llegada, registrada a los 12 minutos, cuando apareció el tanto de Douglas mientras Liga hacia el papel de dueño de casa.

Un error de la escuadra quiteña estuvo lejos de despejar el peligro creado desde la banda diestra y el veterano Douglas anotó al rematar cruzado con el botín zurdo, por entre cuatro jugadores albos, un servicio de Luan.

Sin desesperarse y racionando el oxígeno en la altura de Quito (2.850 msnm), Gremio confirmó la victoria al marcar el 2-0 parcial por intermedio de Bobó al minuto 25, tras un pase de Giuliano.

Otra falla por el mismo costado significó que el brasileño incursionara para fusilar al arquero Alexander Domínguez, quien no pudo contener el balón a pesar de su esfuerzo. El albo Luis Romero tampoco pudo alcanzar al esférico para evitar que se anidara.

La escuadra merengue recortó distancias con un gol que surgió del camerín luego del descanso reglamentario.

Apenas se inició la etapa complementaria, Liga se abalanzó y Quintero manejó la pelota por la derecha para conectar un cañonazo casi pegado a la última línea que entró en la cabaña del guardameta Marcelo Grohe para el 2-1.

Temas relacionados: