Abril 27, 2016

Nacional (URU) y Corinthians igualaron 0-0 en la ida de los octavos de la Libertadores

El resultado termina siendo mejor negocio para el equipo brasileño, que definirá la llave de local el próximo miércoles en el Arena Corinthians en Sao Paulo con toda su 'torcida' alentando.

El 'Timao', uno de los favoritos al título, estuvo más lejos del gol que el equipo local, y se salvó de milagro en varias ocasiones. Nacional no logró concretar varias buenas jugadas, ni aprovechar los momentos de clara superioridad futbolística que tuvo ante un rival de peso como Corinthians.

El 'Bolso' salió con todo desde el vamos a atacar, y a menos de un minuto de juego estaba en la línea del meta Cássio que por poco no ve la pelota irse a la red tras una serie interminable de rebotes.

Por el lado de Corinthians Alan Mineiro y Fagner se combinaron para complicar a Nacional a puro contraataque en los primeros minutos, y el partido se ponía al rojo vivo y calentaba una fría noche en la capital uruguaya.

El intento por sorprender que desplegó Nacional en los primeros minutos también lo puso en riesgo ante la poderosa delantera del 'Timao', que jugaba con mayor tranquilidad y precisión.

A los 10, Nicolás López metió un excelente centro a Kevin Ramírez que conectó pero con dificultad y el balón terminó en las manos del meta brasileño. A los 14 fue Ramírez quien metió un centro que no alcanzó a Sebastián Fernández, desbordando solo por la derecha.

El Corinthians logró controlar la velocidad de López, quien sin embargo se rebuscó para crear espacios y a los 15 metió un tiro bajo desde la izquierda que Cássio no pudo tocar y pasó paralelo a centímetros de la raya de gol.

Fue una de las dos jugadas que tuvo a los locales más cerca de convertir en los 90 minutos.

La segunda ocurrió al promediar el primer tiempo con una notable combinación entre Alfonso Espino y Leandro Barcia, que terminó dejando solo y habilitado a López quien la tocó suave y por milímetros el balón se perdió a un lado del vertical derecho del meta brasileño.

Para ese entonces, Nacional era una máquina atacando a Corinthians, que no lograba pasar la mitad de la cancha. Uno tras otro se sucedían los centros sobre el área defendida por Cássio para delirio de la hinchada tricolor que colmaba las instalaciones del Gran Parque Central.
Pero el gol no llegaba.

Ya al final del primer tiempo un tiro de esquina llegó a la cabeza de López y a los puños de Cássio que rechazó el disparo, y aunque dio rebote ningún 'tricolor' logró conectar.

Al descanso los dos equipos se fueron protestando y a los empujones, Elías y el capitán de Nacional, Diego Polenta, vieron la amarilla al unísono.

En el segundo tiempo la visita claramente bajó el ritmo de juego.

Nacional pudo tenerlo a los 65 cuando el defensa Mauricio Victorino metió un centro cruzado para Barcia, que levantó a su vez un centro por derecha y Fernández cabeceó al cuerpo de Cassio que no pudo contener. Por poco Nicolás López no la alcanzó para mandarla a la red.

Cuatro minutos después un centro y cabezazo de Victorino exigieron a Cássio que tuvo una excelente tapada, la mejor del partido, para ahogar el grito de gol de la parcialidad tricolor en el Gran Parque Central.

Luca protagonizó una aparatosa caída que lo tuvo varios minutos en el piso tras golpearse duramente la cabeza contra un rival.

La situación cortó por completo el buen momento de Nacional, que llegaba una y otra vez con peligro sobre el arco del 'Timao'.

De allí en más, el resultado quedó sellado.
"Tenemos un segundo partido. Fuimos superiores a Corinthians. No nos inquietaron atrás. (...) No es un mal resultado", resumió Victorino en declaraciones a la televisión local tras el encuentro.

"El resultado no fue justo. No es malo. Está todo por definirse allá" y "vamos a ir a Brasil en busca de la clasificación". "Estamos convencidos de que allá podemos traernos la clasificación", dijo de su lado Gonzalo Porras.

 

Temas relacionados: