Mayo 5, 2016

Rosario Central es el rival de Nacional en cuartos, dejó por fuera a Gremio

Los argentinos se clasificaron a los cuartos de final de la Copa Libertadores al golear a los brasileños por 3-0, en el partido de vuelta de octavos jugado en el estadio Gigante de Arroyito, en Rosario.

Marco Ruben (4' y 24', penal) y Alejandro Donatti (57') marcaron los goles para el triunfo del equipo rosarino, que avanzó con un marcador global de 4-0, ya que también había ganado 1-0 el duelo de ida en Porto Alegre.

En los cuartos de final, Central se enfrentará con Atlético Nacional que viene de eliminar a otro argentino, Huracán, y que tendrá la ventaja de la localía para el segundo encuentro por haber finalizado como el mejor clasificado al completarse la segunda fase de grupos.

Apoyado en la diferencia conseguida en el duelo de ida, Central también apuntó a demoler a un Gremio que necesitaba ganar, pero que antes de los cinco minutos ya estaba un gol abajo, producto de la contundencia del conjunto rosarino.

Desde la mitad de la cancha, Montoya envió un pase elevado en profundidad para el artillero Marco Ruben, que alcanzó a tocar el balón en lo alto y convirtió ante una floja respuesta del arquero Marcelo Grohe.

El 1-0 le dio aún más tranquilidad a Central, que mantuvo el dominio del juego, ante un Gremio que intentó reaccionar, y estuvo cerca del empate con un cabezazo de Giuliano.

Sin embargo, el equipo rosarino se mostró siempre más punzante que los brasileños, e incluso sin distinguirse, volvió a marcar distancia en el resultado con un penal que Marcelo Hermes le cometió a Franco Cervi, y que Ruben transformó en gol con un bombazo inatajable.

Gremio intentó achicar distancias, pero el equipo visitante se mostró impotente en ataque más allá del despliegue de Miller Bolaños, aun cuando estuvo cerca del descuento en un derechazo cruzado de Ramiro que rozó el palo izquierdo, y en un zurdazo de Marcelo Hermes.

Por el contrario, cada llegada de Gremio parecía contrastar con la efectividad de Central, que se puso 3-0 con un impecable cabezazo de Donatti al rincón, tras un tiro de esquina ejecutado por Cervi.

Este gol le bajó definitivamente la cortina a la serie, con un Gremio que se apagó ante la diferencia en contra, y un equipo rosarino que comandó el resto del encuentro con amplitud, e incluso generó situaciones para que la goleada alcanzara proporciones mayores.

Con mucha solvencia, Central dejó en claro por qué es uno de los mejores equipos argentinos del momento, y recobra protagonismo internacional, ya con la mente puesta en otro examen riguroso, el que le impondrá en los cuartos de final Atlético Nacional, el equipo de mejor rendimiento en la etapa de grupos.


Ficha técnica: