Mayo 19, 2016

1989: Cuando Nacional cambió la suerte de los colombianos en Copa Libertadores

Atlético Nacional empezó la Copa Libertadores en 1989 quedando sorteado con Millonarios, Deportivo Quito y Emelec. El arranque le dejó tres empates consecutivos de 1-1: contra Millonarios en Bogotá el 16 febrero, contra Emelec en Guayaquil el 21 del mismo mes y el día 24 ante Deportivo Quito en Ecuador. 

Dos goles contaba ya René Higuita, figura de aquel equipo ‘verdolaga' que dirigía Francisco Maturana y otro tanto Jhon Jairo ‘Turbina' Tréllez.

El siete de marzo Millonarios venció 0-2 a Nacional en el Atanasio Girardot con doblete de Arnolfo Iguarán. Pero a partir de allí llegaron las victorias para los paisas. Primero contra Deportivo Quito en Medellín, 2-1 con goles de Arango y Escobar el 14/03 y luego contra Emelec, de nuevo como local, por 3-1 con tantos de Fajardo, Usuriaga y Tréllez.

Millonarios pasó como primero del grupo, logrando el invicto y cerrando con 10 puntos, seguido por Nacional con siete y Deportivo Quito con cuatro unidades.

En octavos de final el cuadro verdolaga tuvo que enfrentarse a Racing de Avellaneda, logrando una victoria de 2-0 de local, con goles de Tréllez y Villa, en el quinto día de abril. En el partido de vuelta en Argentina el conjunto colombiano conoció la derrota 2-1, pero el gol visitante de Felipe Pérez bastó para la clasificación el 12/04.

En cuartos de final Nacional repitió rival de la fase de grupos. Millonarios que había sacado ventaja en la primera ronda esta vez se quedó sin suerte en la Copa Libertadores tras la derrota 1-0 del 19 de abril en el Atanasio Girardot con gol de Usuriaga. El empate 1-1 en Bogotá en la vuelta el 26/04 solo le sirvió al conjunto antioqueño. Aquella noche anotaron Estrada para los ‘embajadores' y Tréllez para los ‘verdolagas'.

Ahora en semifinales uno pensaría que a Nacional le costaría con sudor conseguir el tiquete a la final, sin embargo, tras un 0-0 en condición de visitante contra Danubio, en el Atanasio Girardot llegaría la tormenta ‘verdolaga' para arrasar con 6-0 al cuadro uruguayo. Aquel 17 de mayo, Usuriaga anotó cuatro tantos, Alexis García uno y Arboleda otro. La mejor noche de los jugadores de Francisco Maturana, sin duda.

Con el ánimo levantado, los colombianos viajaron a Asunción para enfrentar una Olimpia, que llegaba con aspiraciones e incluso festejaron un cómodo 2-0 en el partido de ida.

La vuelta no se jugó en Medellín, ya que el Atanasio Girardot no cumplía con el mínimo de capacidad para los estándares de la Conmebol. Ante eso, Nacional jugó en el Nemesio Camacho ‘El Campín' de Bogotá y consiguió empatar la serie con la una victoria igual a la derrota que sufrió en Paraguay.
 
Desde los puntos penalti la figura no fue otra que René Higuita, ante un Hugo Almeida (guardameta uruguayo de Olimpia) que hizo todo lo posible para mantener con vida a sus compañeros. Nueve tiros para cada equipo tuvieron que ejecutarse hasta poder tener campeón. 5-4 ganó Nacional la definición para convertirse en el primer equipo colombiano en celebrar con el trofeo de la Copa Libertadores en sus manos.
 
Vale recordar que Nacional desperdició cuatro tiros de penalti y fueron de Alexis García, Felipe Pérez, Gildardo Gómez y Luis Carlos Perea. Mientras que para Olimpia fallaron Hugo Almeida, Gabriel González, Jorge Guasch, Fermín Balbuena y Vidal Sanabria.
 
En los pies de Leonel Álvarez estuvo la responsabilidad de cobrar el último y definitivo, que sentenció el resultado a favor de los colombianos.
 
En este video podemos disfrutar de las emociones del segundo tiempo con la legendaria narración de Édgar Perea para Jorge Barón Televisión.