Noviembre 26, 2013

Ponte Preta tienen una cita con la historia ante Sao Paulo

Tras la victoria por 1-3 en el partido de ida de la semifinal en casa del Sao Paulo, el Ponte Preta tan sólo necesita de un empate en el partido de vuelta, en el estadio Romildo Ferreira de la ciudad de Mogi Mirim, para avanzar a la final de la Sudamericana. 

El humilde club de Campinas puede garantizar cupo en la final incluso perdiendo por un gol de diferencia o por 0-2.

La posibilidad de alcanzar el título en la Sudamericana obligó a Jorginho a arrojar la toalla en el Campeonato Brasileño y a pedirle a sus jugadores que se olviden de la Liga local pese a la amenaza del descenso.

Ello debido a que, para continuar en la primera división, el Ponte Preta necesita vencer por goleadas sus dos últimos partidos en el Campeonato Brasileño y esperar reveses de los tres clubes que tiene por encima de la clasificación, prácticamente un milagro.

"Les pedí a los jugadores que olviden la tristeza por el eminente descenso y se concentren totalmente en la Sudamericana", dijo el técnico del club de Campinas, Jorginho, campeón mundial con Brasil en 1994.

"Estamos viviendo dos extremos, de tristeza por un lado y de alegría por el otro. Tenemos que concentrarnos en el partido de vuelta con el Sao Paulo para continuar en la Sudamericana", agregó.

Jorginho admitió que el Sao Paulo, uno de los clubes brasileños de mayor tradición y con varios títulos internacionales, es teóricamente superior al Ponte Preta, pero aclaró que su equipo cuenta con las ganas de luchar por un título inédito.

"No podemos descuidarnos para poder darle una alegría a nuestros hinchas y, quién sabe, conquistar un título tan soñado en 113 años", afirmó el entrenador, que tendrá que comandar su equipo en la vecina ciudad de Mogi Mirim debido a que el Sao Paulo impidió que el Ponte Preta jugase en el estadio Moisés Lucarelli de Campinas por falta de capacidad para un partido decisivo en la Sudamericana.

La única duda de Jorginho en torno a la alineación del miércoles es en torno a la situación del portero Roberto, que tuvo que ser sustituido en el partido de la semana pasada frente al Sao Paulo y se recupera de una lesión en la pierna.

El jugador se dice listo para disputar el partido, pero aún depende de una evaluación médica. En caso de que los médicos lo veten, su sustituto será Edson Bastos.

El Sao Paulo, por su parte, confía en poder revertir el resultado adverso para clasificar a la final de la Sudamericana, para lo que tendría que vencer por tres o más goles de diferencia.

"Confiamos en una remontada. Sabemos que tenemos condiciones. Tan sólo necesitamos estar concentrados", asegura el volante Maicon.

Pese a la necesidad de una victoria contundente, el técnico del Sao Paulo, Muricy Ramalho, admitió que introducirá modificaciones mínimas al equipo utilizado en el partido de ida.

Ello debido a que, con el creativo Jadson y el volante Fabricio lesionados, Ramalho tendrá que depender de Paulo Henrique Ganso para armar las jugadas ofensivas.

El entrenador también admitió que volverá a dejar al mundialista Luis Fabiano en el banco de suplentes debido a que tanto Aloisio como Ademilson están en mejores condiciones.


Alineaciones probables:


Ponte Preta:
Roberto (o Edson Bastos); Artur, César, Ferrón, Uendel; Baraka, Fernando Bob, Fellipe Bastos, Magal; Rildo y Leonardo. Técnico: Jorginho.


Sao Paulo:
Rogerio Ceni; Paulo Miranda, Antonio Carlos, Rodrigo Caio, Reinaldo; Denilson, Maicon, Douglas, Paulo Henrique Ganso; Ademilson y Aloísio. Técnico: Muricy Ramalho.


Árbitro:
el ecuatoriano Carlos Vera auxiliado en las bandas por sus compatriotas Christian Lescano y Byron Romero.


Estadio:
Romildo Ferreira de la ciudad de Mogi Mirim.