Octubre 15, 2014

Pese al 1-0 de Goiás en el partido de vuelta, Emelec avanzó por penales

En su cuarta oportunidad en cuartos de final de la Sudamericana, el campeón ecuatoriano tendrá que medirse al Sao Paulo brasileño, que este miércoles eliminó al Huachipato chileno.

El Emelec, pese a tres importantes bajas en su formación titular y a encajar un gol del Goiás en el primer tiempo, consiguió frenar los esfuerzos de los brasileños para aumentar el marcador hasta el último minuto y forzar la decisión a los penaltis, en los que tan sólo falló uno de siete lanzamientos.

En el partido de ida, el Goiás cayó por 1-0 hace dos semanas en su visita al campeón ecuatoriano en Guayaquil, por lo que necesitaba de una victoria por más de un gol de diferencia para intentar avanzar a cuartos de final.

Emelec no se inhibió como visitante en el estadio Serra Dourada y salió al ataque en los primeros minutos del partido e incluso llegó a reclamar un penalti no marcado, luego de que Bolaños recibiera un balón en un tiro de esquina y fuera impedido de anotar por sus marcadores.

Cinco minutos después Thiago Mendes cayó en el área del Emelec tras recibir un balón de Léo Veloso e igualmente exigió un penalti.

En un partido inicialmente parejo, la libertad con que el club ecuatoriano dejó jugar a Thiago Mendes dio una mayor ventaja al Goiás en los primeros 20 minutos.

Los locales abrieron el marcador a los 19 minutos cuando el delantero Érik Lima, en una jugada de velocidad, invadió el área del Emelec y dejó plantado en el piso a John Narváez antes de colocar el balón en un ángulo inalcanzable para el portero Dreer.

Confiado con el gol, Goiás dejó al Emelec crecer y este pasó a dominar el partido y a salir al ataque en jugadas peligrosas.

Con el dominio del Emelec, algunos jugadores optaron por la violencia, por lo que se multiplicaron las faltas y las discusiones, que obligaron al árbitro colombiano Wilmar Roldán a amonestar y a suspender el juego por algunos minutos.

El segundo tiempo comenzó igual de disputado, con jugadas de ataque de lado y lado, Emelec ignorando su condición de visitante y buscando el gol de empate.

Consciente de que la ventaja por 1-0 obligaría al equipo a disputarse la clasificación en la lotería de los penaltis, el técnico del Goiás, Ricardo Drubscky, se arriesgó y mandó a la cancha a otro atacante, Bruno Mineiro, en lugar del centrocampista Tiago Real.

El cambio tuvo efecto y el Goiás comenzó a mostrar más presencia en el área del Emelec y el portero Esteban Dreer a ganar más protagonismo con importantes atajadas.

Los locales elevaron la presión ante la necesidad de aumentar el marcador y el Emelec optó por concentrarse en la defensa sin dejar de aprovechar esporádicos contragolpes.

En los minutos finales el Goiás, impulsado por sus aficionados y por la necesidad de otro gol, se lanzó totalmente al ataque y arrinconó a los ecuatorianos, que prefirieron apostar en los penaltis, estrategia que terminó dándole resultado.

Ficha técnica:

Goiás: Renán; Felipe Macedo, Jackson, Pedro Henrique, Léo Veloso (Lima, m.76); Amaral, David (Ramón, m.57), Thiago Mendes, Tiago Real (Bruno Mineiro, m.67), Esquerdinha; y Érik Lima.
Entrenador: Ricardo Drubscky.

Emelec: Esteban Dreer; John Narváez, Gabriel Archilier, José Luis Quiñónez, Oscar Bagüi; Fernando Giménez; Pedro Quiñónez (Fernando Gaibor, m.84), Osbaldo Lastra, Miller Bolaños, Ángel Mena; y Emanuel Herrera (Marcos Mondaini, m.64).
Entrenador: Gustavo Quinteros.

Gol: 1-0, m.19: Érik Lima.

Penaltis (5-6):
Thiago Mendes, Lima, Jackson, Érik y Esquerdinha marcaron por el Goiás; y Bolaños, Mondaini, Bagüi, José Quiñonez, Gaibor y Giménez por el Emelec.

Árbitro: El colombiano Wilmar Roldán amonestó a Henrique, Bagüi y Macedo.

Incidencias: partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Sudamericana disputado en el estadio Serra Dourada de Goiania ante 25.741 espectadores.

Temas relacionados: