Agosto 25, 2015

Arsenal, de Santiago Tréllez, y Tigre, de Sebastián Rincón, juegan en Sudamericana

El certamen internacional es el principal objetivo del Independiente para lo que queda del año. Por ello, solo dos jugadores de los habituales titulares, el portero Diego Rodríguez y el centrocampista Jesús Méndez, jugaron desde el inicio el sábado pasado en el empate ante San Martín de San Juan (1-1), en la Liga argentina.

El entrenador del Independiente, Mauricio Pellegrino, alineará a sus mejores hombres en el choque por la Sudamericana y buscará dejar atrás la reciente eliminación en los octavos de final de la Copa Argentina ante el Lanús (2-0).

"Sabemos que será un partido durísimo. Ellos siempre te complican a nivel estratégico, pero me interesa más lo que vamos a hacer nosotros. Sabemos de la intensidad que va a tener el partido, pero veo a mis jugadores muy ilusionados", dijo Pellegrino.

El encuentro de este miércoles marcará el regreso del Independiente a la Copa Sudamericana tras su última participación en 2012.

Por su parte, el Arsenal, que jugará en condición de local, atraviesa un momento complicado: está último en la Liga argentina, con 14 puntos en 21 partidos, y fue eliminado en los treintaidosavos de final de la Copa Argentina por el débil Guaraní Antonio Franco.

Arsenal, que fue superado por 2-1 por Racing por liga el último sábado, con gol del colombiano Tréllez, suma tres derrotas seguidas. Ahora buscará en la Sudamericana un triunfo que le permita olvidar su mal presente en las competiciones locales.

El partido de vuelta será el miércoles 16 de septiembre en el Estadio Libertadores de América de Independiente.

Tigre, por su parte, recibe a Huracán. Ambos equipos fueron eliminados en la Copa Argentina y están lejos de la cima de la Liga argentina, por lo que la Copa Sudamericana toma un valor preponderante.

Tigre llega mejor al encuentro ya que viene de vencer al Unión por 2-1 en la última fecha de la Liga argentina y cortó así una racha de dos derrotas consecutivas.

Huracán, por su parte, corre el riesgo de perder la categoría y la seguidilla de malos resultados derivó en la renuncia del entrenador Néstor Apuzzo.

Tras la salida de Apuzzo, el defensa del Huracán Eduardo Domínguez, de 36 años, decidió retirarse y dirigir al 'Globo'. Bajo sus órdenes, el Huracán empató en cero ante el Lanús en la última fecha de la Liga argentina.

"Si todo hubiese estado bien, yo seguiría siendo jugador. Debemos trabajar en varios aspectos", dijo al respecto.

En tanto, sobre al encuentro de este miércoles ante el Tigre, Domínguez sostuvo que afrontarán el partido con "la responsabilidad que merece" y que tratarán de "dejar todo".

El otro duelo argentino de esta instancia del certamen será Lanús-Belgrano. En tanto, River Plate, último campeón de la Copa Sudamericana, comenzará su participación en los octavos de final.

 

Temas relacionados: