Agosto 9, 2016

Peñarol empató 0-0 con Sportivo Luqueño, en su debut por Copa Sudamericana

En un juego de mucha marca, el cuadro auriazul guaraní, orientado por el uruguayo Eduardo Rivera, trató de inquietar a los visitantes con una estrategia ofensiva que encontró a los charrúas concentrados y bien plantados.

Luqueño había alcanzado el año pasado las semifinales del certamen, eliminado por el Independiente de Santa Fe de Bogotá quien finalmente se coronaría como campeón del certamen.

Peñarol a su turno volvió a las lides coperas después de dos años de ausencia.

Los paraguayos tuvieron tres incidencias claras para anotar en el primer tiempo.

El atacante Enzo Villamayor desperdició una conquista a través de un remate dentro del área que el portero uruguayo Gastón Guruceaga desvió milagrosamente al córner.

Recién a los 26 minutos se produjo un avance peligroso de los "carboneros" a través de su delantero paraguayo Gabriel Avalos.

Casi anotó el primero de cabeza tras un lanzamiento de esquina. En segunda instancia intentó conectar, sin éxito, el defensa Maximiliano Olivera.

A los 41 minutos de juego, el volante colombiano de la escuadra anfitriona, Vladimir Marín, lo mejor de su equipo en el primer tiempo, buscó en un tiro de esquina marcar un gol olímpico, pero su esfuerzo no fructificó.

Al comienzo del segundo tiempo, el central de Peñarol Matheus Bressan recibió una tarjeta amarilla por una patada al cuerpo de Villamayor, quien tuvo pasajes desequilibrantes.

Ambos equipos trataron de tomar la iniciativa en la segunda mitad aunque no concretaron las oportunidades generadas.

Godoy remató de larga distancia para el elenco anfitrión. Guruceaga, una vez más, alejó trabajosamente la pelota de su arco.

Para entonces, el técnico Rivera había ordenado adelantar sus líneas en busca del gol de apertura.

Sin embargo, los visitantes, con juego ordenado, controlaron las incursiones del local, que al promediar el juego comenzó a aflorar los nervios.

A los 69 minutos, el delantero Pablo Zeballos no consiguió rematar una magnífica oportunidad para anotar tras un manotazo del arquero aurinegro.

La fórmula ofensiva de Rivera, con el tridente Pablo Zeballos, Guido Di Vanni y Rogerio Leichtweis terminó en la segunda mitad con imprecisiones, ahogado el equipo por la desesperación de llegar a la conquista.

Peñarol se animó a buscar el partido y su delantero Miguel Murillo lanzó un disparo que fue atrapado por el guardameta local José Aquino.

A los 75', Nicolás Albarracín, no pudo anotar para la visita tras un remate cruzado cuando Aquino estaba prácticamente vencido.

El tiro fue producto de una triangulación por la izquierda. El uruguayo controló la pelota dentro del área y cruzó arañando el poste izquierdo.

El partido se hizo de ida y vuelta por los ataques punzantes de los paraguayos y las respuestas de contragolpe de los uruguayos.

Finalmente, los aurinegros se conformaron con el empate y esperaron el pitazo final del árbitro brasileño Raphael Claus para definir la serie en la revancha, la semana próxima en Montevideo.