Agosto 17, 2016

Real Potosí clasificó por primera vez a la segunda fase de Copa Sudamericana

Católica se adelantó en el
marcador a los 32 minutos con anotación del argentino Ricardo Noir, pero Real
Potosí empató a los 80 con gol de Antonio Rojano, que le valió la clasificación
a la segunda fase del torneo.

En el partido de ida el
plantel boliviano había ganado en su casa 3-1.Los universitarios dominaron el
partido ante la necesidad de lograr los goles para dar vuelta la serie, pero no
pudo sortear la férrea defensa que propuso Real Potosí, que aprovechó el único
error de la defensa local para igualar el partido y capitalizar la diferencia
conseguida de local.

Ante la urgencia de
conseguir goles, la Católica se adueñó del balón y metió en su cancha a Real
Potosí con velocidad por las bandas, principalmente por el costado del
delantero argentino Ricardo Noir, quien con dos disparos estuvo cerca de anotar
el gol, pero el veterano portero paraguayo Henry Lapczyk tuvo una destacada
actuación.

Los bolivianos ejecutaron un
plan netamente defensivo y se dedicaron a rechazar cuanta pelota llegaba cerca
de su arco. La primera llegada de los 'lilas' fue recién a la media hora de
juego, con un remate de más de 30 metros que ni siquiera pasó cerca del pórtico
chileno.

Pero la insistencia de los
'cruzados’ chilenos tuvo efecto luego de que, tras una escapada por la derecha
del lateral Enzo Magnasco envió un centro que conectó de cabeza Noir, encajando
el gol, el primero desde que llegó a filas de la Católica.

En la segunda etapa el
cuadro chileno mantuvo la intensidad de juego por las bandas y en una de esas
llegadas el balón fue enviado al área boliviana donde rebotó en la mano de un
defensa visitante, que el árbitro colombiano juzgó como penal a los 61 minutos.

El delantero David Llanos cobró
el penal, pero el arquero Lapczyk ahogó el grito de gol con una gran atajada,
manteniendo con vida a su equipo.

Real Potosí alineó cinco
hombres en defensa y cuatro en mediocampo para sostener el resultado y se
olvidó del ataque, ante lo cual Católica apeló al remate de fuera del área, en
una actitud más desesperada ante la cercanía del final del juego.

En medio de los ataques
chilenos, un despeje largo llegó hasta la cancha de Católica, aprovechando el
delantero boliviano Antonio Rojano para marcar un inesperado gol que selló el
empate definitivo y la clasificación de Real Potosí a la segunda ronda del
torneo.

El gol fue un balde de agua
fría que no permitió reacción de Católica que se va eliminada y se convierte en
el tercer plantel chileno que fracasa en la Sudamericana, tras Universidad de
Concepción y O’Higgins.