Septiembre 15, 2016

Cerro Porteño pasó a octavos de final de Sudamericana y enfrentará a Santa Fe

El único gol del encuentro
fue convertido por Rodrigo Rojas a los 85 minutos. En el partido de ida en
Asunción, el plantel azulgrana vapuleó 6-0 a los bolivianos.

Real Potosí comenzó el
partido con los pronósticos en contra, por la pesada carga de la goleada al
caer sin atenuantes, pero pensando que todo era posible en el fútbol.

Los locales tenían la
obligación de plantear desde los primeros minutos iniciativa, voluntad y
efectividad, pero todo mostró que el esquema se quedó en los papeles, pues su
juego fue inefectivo.

Para Cerro Porteño el
encuentro se mostró a su favor, ante un equipo sin ideas claras y cuando pudo
levantar el acelerador lo hizo para evitar los efectos de la altura de los
3.900 metros del estadio de los realistas.

Ante la posibilidad de
doblegar al meta visitante Anthony Silva, el equipo boliviano ensayó disparos
de media o larga distancia, una de sus armas preferidas, para aprovechar la
velocidad del esférico en la altura, pero el portero estuvo firme para evitar
la caída del equipo.

Además, Silva se benefició
de que la zaga realizó su labor con oficio y serenidad, con la eficiente labor
de mantener una muralla inexpugnable. Marcos Cáceres y el uruguayo Alvaro
‘Palito’ Pereira fueron los prolijos en la zaga.

Los locales siguieron con la
idea de quebrar el arco rival y a los 29 minutos gritaron gol del ariete Edwin
Alpire, pero el árbitro uruguayo Oscar Rojas cobró posición adelantada.

Sin sobresaltos enormes
siguió el juego, mientras el 'Ciclón' mantuvo el buen resultado que primero era
un empate y que terminó en victoria, pues cuando pudo se lanzó al ataque sin
complejos.

Mientras las manecillas del
reloj avanzaban sin pausa, se sentía el peso de la goleada en el encuentro de
ida. El milagro que contempló Real Potosí antes del encuentro, con el
pensamiento de que en el fútbol todo es posible, se diluyó más aún.

En plantel local incluso
decayó en su juego, sin inquietar al equipo contrario que hacía negocio
redondo.

Los potosinos mantuvieron su
esquema de ataque, pero por más que movían o remecían el campo de Cerro
Porteño, todo quedó simplemente en ideas. El equipo azulgrana esperó al rival,
obligado a atacar y, por lo tanto, a desgastarse más, que no tuvo los
argumentos futbolísticos necesarios para darle algo de alegría a su hinchada.

Mientras los locales se
cansaron de intentar abrir el marcador, el gol llegó a su arco. Rodrigo Rojas
selló la victoria y la clasificación a los 85 minutos con un soberbio disparo,
casi desde la misma línea del área grande.

El plantel altiplánico pensó
que podía reeditar su campaña de la primera fase, cuando se deshizo del
laureado Universidad Católica de Chile, pero los sueños se resquebrajaron, sin
pena ni gloria.

Cerro Porteño, en cambio,
mejoró con creces su producción de la primera fase, al despachar con sufrimiento
al uruguayo Fénix, pero que ahora llega a octavos, desencadenando mayores
ilusiones entre sus parciales.

Empero la siguiente etapa
será ante el complicado equipo colombiano.


Ficha técnica: