Marzo 12, 2012

Crisis en Mundial 2014, Teixeira renuncia a presidencia de la CBF

En una rueda de prensa en la sede de la CBF, el vicepresidente del organismo, José María Marín leyó una carta de Teixeira en la que el dirigente informa que se aparta "definitivamente" de la presidencia del organismo, puesto que desempeñaba desde hacía 23 años.

La semana pasada, Teixeira, de 64 años, anunció que se apartaba provisionalmente de la presidencia de la CBF por motivos de salud.

"Dejo definitivamente la presidencia de la CBF con la sensación del deber cumplido", dijo Teixeira, de 64 años, en la misiva.

Teixeira enfrentaba desde hace varios meses una situación difícil por las críticas de distintos sectores a la forma como manejaba la CBF y también tenía diferencias con el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, con el que el COL tiene que tratar asuntos relacionados con la organización del Mundial de 2014.

"Presidir pasiones no es una tarea fácil. Fútbol en nuestro país está asociado a dos imágenes: talento y desorganización. Cuando ganamos, exaltan el talento. Cuando perdemos, la desorganización. Hice lo que estaba a mi alcance. Renuncié a la salud. Fui criticado en las derrotas y subvalorizado en las victorias", agrega el texto de la dimisión.

Durante su extenso mandato, que comenzó en 1989, la selección brasileña de fútbol conquistó los mundiales de Estados Unidos'94 y Corea del Sur-Japón 2002.

Quizá el proyecto en el fútbol que no alcanzó fue llegar a la presidencia de la FIFA, como lo hizo su exsuegro, Joao Havelange, entre 1974 y 1998.

De acuerdo con los estatutos de la CBF, Marín, hasta ahora vicepresidente, pasa a ocupar el cargo vacante por ser el dirigente de mayor edad, 79 años.

Por su parte, José María Marín, el nuevo presidente de la institución, quien fue jugador del Sao Paulo y gobernador del estado homónimo durante algunos meses en la década de los 80, se comprometió a continuar con la línea marcada por Teixeira en su prolongado mandato.

Vale la pena recordar que la organización de Brasil 2014 se encuentra en crisis por los retrasos en las obras y por los enfrentamientos entre la FIFA y el gobierno brasileño.

El ministro de Deporte brasileño, Aldo Rebelo, declaró la semana pasada Brasil "está organizando el Mundial
porque fue escogido para eso. No fue sorteado ni se impuso, sino que
cumplió con todos los requisitos exigidos por la FIFA".

Agregó
además que el país cumple con "requisitos históricos", entre los que
citó que "es el único que participó en todos los mundiales y el único
que ganó cinco, y ha sido uno de los que más ha contribuido a la
universalización del fútbol y el que ha ofrecido al mundo el mayor
número de jugadores y artistas de este deporte".

Temas relacionados: