Noviembre 30, 2013

César Farías renunció a la dirección técnica de la selección Venezuela

"Sería perjudicial para la selección postergar por mucho tiempo" la selección de su sustituto, dice en la misiva que divulgó en su cuenta de Twitter, donde convocó a una rueda de prensa para el próximo lunes en Caracas "para dar la cara".

En la misiva relata que comunicó a la Federación Venezolana de Fútbol (FEF) su decisión de renunciar luego del empate 1-1 con Paraguay el 11 de octubre pasado, el último partido de la Vinotinto en las eliminatorias mundialistas suramericanas.

"Culminado el partido ante Paraguay (...) mi decisión de apartarme de la dirección técnica era irrefutable. Así se lo comuniqué a Rafael Esquivel (presidente de la FVF) y a los jugadores después de la cena, donde sobraron las palabras y las muestras de afecto", sostuvo.

Aseguró que no hizo pública entonces su decisión para "respetar los lapsos acordados", que debían cumplirse esta semana con el estudio de su caso en una reunión de la FVF.

"Sin embargo, manifiesto mi sorpresa al enterarme a través de los medios de comunicación que no será hasta el mes de enero cuando probablemente se discuta el tema de la dirección técnica" y "ante esta realidad quiero expresar públicamente mi decisión irrevocable de renunciar al cargo", expresó Farías.

Confirmó que ha comenzado "a valorar las propuestas de trabajo que han surgido", pero no aludió a las versiones de que es candidato a dirigir al club mexicano Xolos de Tijuana.

Pese a que la Vinotinto sigue siendo la única selección de Suramérica en no conocer lo que es clasificarse a un Mundial, en los seis años bajo las órdenes de Farías logró sumar sus mayores logros, entre ellas un inédito triunfo por 1-0 sobre Argentina, al comienzo de las eliminatorias para Brasil 2014.

Argentina terminó como líder de las eliminatorias y Venezuela en el sexto lugar tras Uruguay, que en la repesca ante Jordania logró este mes su clasificación al Mundial del próximo año.

"Lamentablemente, pese al inmenso esfuerzo de nuestros jugadores, el amplísimo apoyo de la Federación Venezolana de Fútbol y, más importante aún, el incondicional respaldo de todo el país, además de los errores que seguramente cometí, no pudimos alcanzar nuestro objetivo principal que era clasificar al Mundial", se lee en su carta.

De haberlo logrado, remató Farías, "le hubiésemos proporcionado una de las mayores alegrías a un país sumergido en una coyuntura social y política compleja y difícil".