Marzo 26, 2016

Guatemala venció 2-0 a EE.UU. en el Grupo C de la eliminatoria de Concacaf

Las anotaciones fueron conseguidas por el defensa Moisés Hernández (6 minutos) y el máximo goleador del combinado guatemalteco Carlos 'Pescado' Ruiz (14), en partido disputado en el estadio Mateo Flores de la capital guatemalteca, principal instalación deportiva del país. 

Guatemala con la victoria rompe una racha de 33 años sin poder ganar a la potente selección de las barras y las estrellas.

Con ese resultado, Guatemala llegó a seis puntos, uno por debajo de Trinidad y Tobago, que más temprano venció 3-2 a San Vicente y Las Granadinas, mientras que Estados Unidos perdió la punta y ahora es tercero con 4 y los sanvicentinos siguen últimos sin unidades.

Guatemala desde un principio se fue al abordaje y comenzó a presionar desde todas las líneas. El esquema del técnico local Walter Claverí dio sus frutos a los seis minutos cuando Hernández se adelantó y de cabeza venció a Tim Howard.

Los estadounidenses, bajo el mando del alemán Jurgen Klinsmann, no habían salido de la sorpresa cuando Ruiz volvió a acertar el golpe mortal, luego de un descuido de la defensa que lo dejó solo ante Howard y lo venció sin complicaciones.

El marcador a favor de Guatemala marca un hito en la historia, toda vez que nunca le había ganado desde 1983 al equipo norteamericano en un partido eliminatorio.

Los dos combinados volverán a medir fuerzas el próximo martes cuando Guatemala devuelva la visita en Columbus, Ohio.

Ese día, el combinado guatemalteco no contará con Ruiz por un arraigo debido a una situación matrimonial.

El arquero guatemalteco, Paulo César Motta, que salió con los ojos llorosos, dijo que el mejor resultado será cuando devuelvan la visita pues no tienen espacio para dejar puntos en el camino.

"Es algo maravilloso, pero necesitamos ganar el martes para seguir con vida" en la eliminatoria, afirmó.

La derrota fue un duro golpe al seleccionador estadounidense debido a que esperaba ganar los dos compromisos ante los chapines para asegurar la clasificación al hexagonal final.

En tanto, el encuentro marcó el debut en eliminatorias mundialistas del técnico guatemalteco Walter Claverí, quien se hizo cargo de la selección el 18 de enero tras la renuncia en diciembre del argentino Iván Sopegno, en medio de un escándalo de corrupción en la FIFA que salpicó a directivos de la Federación local.

Claverí firmó un contrato por nueve meses, tiempo que tendrá de mandato un Comité de Regularización de la FIFA nombrado para administrar temporalmente el fútbol guatemalteco.

Guatemala encaró ese encuentro con dos resultados positivos precedentes en juegos de preparación al vencer 1-0 a El Salvador el 2 de marzo y 3-1 con Honduras el 10 de febrero.

Al finalizar la cuarta fase eliminatoria, los dos primeros de los tres grupos avanzarán al hexagonal final que repartirá tres boletos directos y el derecho a disputar una cuarta plaza en repechaje.