Abril 30, 2012

La violencia en el fútbol argentino dejó una nueva víctima

Leandro Pianciola falleció en el hospital municipal de Olavarría debido a las heridas ocasionadas por dos disparos en el pecho que recibió a unos 200 metros del estadio del Racing de esa ciudad, que minutos antes había perdido por 1-0 ante Crucero del Norte de Misiones.

La policía detuvo al presunto asesino, que disparó a Pianciola desde una moto, aunque fuentes de la investigación optaron por mantener la cautela sobre las causas del hecho al indicar que aún se desconoce si el crimen está vinculado con el fútbol.

"Leandro recibió dos balazos en el pecho. Lo trasladaron urgentemente al hospital pero no hubo manera de salvarlo. El ataque fue de forma inesperada. No se sabe si fue un enfrentamiento. Fue a plena luz del día y hay testigos", aseguró el tío de la víctima a la radio La Red, de Buenos Aires.

"Era de ir siempre a la cancha con amigos, nunca había tenido problemas. Hay antecedentes de violencia en la hinchada del Racing de Olavarría", comentó.
Más de 220 personas han muerto en Argentina por episodios de violencia en los estadios.