Septiembre 23, 2012

Matías Almeyda se rehúsa a irse de River Plate, a pesar del clamor popular

"Vivimos un clima muy difícil, pero quiero revertir esta situación. Hoy los jugadores dejaron el alma en el campo y me demostraron un compromiso total. Por eso me quedo", dijo el técnico al salir del vestuario del estadio 'Monumental', en el que cientos de hinchas le pidieron su renuncia.

La decisión de Almeyda se produce cuatro días después de que el presidente del club, Daniel Passarella, lo respaldó públicamente y rechazó versiones sobre su destitución, aunque nada dijo sobre cuál sería su suerte si el equipo no ganaba ante Racing.

River Plate, que no ha ganado en las últimas cinco jornadas (tres empates y dos derrotas), solamente ha sumado nueve puntos en ocho jornadas y su situación comienza a complicarse por su bajo promedio de puntos, lo cual determinará el descenso de categoría de tres equipos a mediados de 2013.

Almeyda, que descendió como jugador de River Plate a mediados de 2011 y ascendió como entrenador en junio pasado, ha dirigido al equipo en 51 partidos con 39 alineaciones distintas.

En los últimos días insistentes versiones surgidas en el club volvieron a situar a Ramón Díaz como candidato a suceder a Almeyda, rumores que se potenciaron en el seno de la entidad.

"Por River haría cualquier cosa", dijo Ramón Díaz a la prensa, al situarse como el principal candidato a ocupar el cargo de entrenador, con el que el equipo de la banda cruzada ganó seis torneos del fútbol argentino y la Copa Libertadores de 1996, la última que consiguió la entidad de Núñez.