Diciembre 14, 2012

Jefes de 'barras bravas' no son personas de condición humilde, afirma dirigente

"Los barras bravas no pueden asumir figuras paternalistas. El jefe de una barra protege a los más chicos ante una agresión física y les da algo de comer o droga en algunos casos", dijo el dirigente a la revista Garganta Poderosa, redactada y publicada por vecinos de barrios con carencias de Buenos Aires y sus alrededores.

"Los barras parecen gente humilde, pero en realidad no lo son. Hay muchos jefes de barras que tienen embarcaciones, coches importados y 4x4. De hecho, el problema es que la barra la manejan algunos tipos con mucha guita (dinero). Hay un general y varios coroneles que agarran plata grande", comenta Cantero.

"Nosotros queremos cambiar esa imagen paternalista, para que ese lugar de protección lo ocupe directamente el club", manifestó Cantero.

"Apuntamos a que los que necesiten comida, educación, deporte o seguridad, se puedan acercar al club, donde los vamos a ayudar. Pero que no se arrime a quien después lo va a mandar a tirar bombas o presionar a la gente", agregó.

"Hay periodistas que no tienen códigos y, por un minuto de fama, son capaces de cualquier cosa. Algunos periodistas son peores que los barras. Sé que se enojaron con esa frase, pero la sostengo, porque aparecen como corderitos y lo único que buscan es ganar dinero", disparó el dirigente.

El gobierno argentino y la Cámara de Diputados manifestaron recientemente su apoyo a Cantero en su lucha contra los violentos que utilizan a los clubes para negocios ilegales, aunque no todos sus pares de otros clubes le respaldaron.

Investigadores sobre el fenómeno de la violencia en el fútbol argentino coinciden en que los miembros de las 'barras bravas' no necesariamente son hinchas del equipo que aparentan alentar, y que "están metidos en los clubes" en connivencia con los dirigentes. También que tienen en muchos casos protección política o sindical.