Abril 3, 2014

Boca Juniors festeja sus 109 años de vida sumergido en una crisis

Tras la derrota del domingo en el superclásico ante River Plate en la Bombonera, y el traspié frente a Rosario Central de visitante, el equipo que conduce Carlos Bianchi resignó gran parte de sus posibilidades al quedar en la decimotercera posición con apenas doce unidades.

Es por ese motivo que las celebraciones se redujeron a un breve acto en Plaza Solís, con la presencia del presidente Daniel Angelici e integrantes de la Comisión Directiva, la inauguración de una galería fotográfica en el hall central de la Bombonera y una misa en la Iglesia San Juan Bautista.

El único que tomó la palabra en estos actos fue el presidente del club que enfatizó: "Es un honor venir a homenajear a aquellos jóvenes que crearon este club. Ni ellos creían que estaban formando un club tan grande. Los colores azul y oro (amarillo) salieron de un barco sueco".

"Después de 109 años de historia y haber conseguido tantos títulos, es un club que a sus hinchas llena de orgullo", añadió el titular del club xeneize.

No hubo referencias a la actualidad del equipo, que desde la vuelta del legendario Carlos Bianchi en enero de 2013 a la conducción técnica no logró resultados y tuvo un tercer ciclo teñido por resultados adversos.

Eliminado en los cuartos de final de la Copa Libertadores 2013 en manos de Newell's Old Boys, penúltimo en el Clausura de ese mismo semestre, alcanzó la séptima colocación al campeonato siguiente en el torneo Inicial.

La posibilidad de un nuevo año con aires renovados le brindó al Boca de Carlos Bianchi una nueva posibilidad, aunque sin participación internacional en la Copa Libertadores.

Las cinco derrotas, tres empates y apenas tres victorias volvieron a dejar en jaque al club xeneize, que por primera vez en su historia comienza a padecer de cara al futuro con la tabla de promedios y el temor de sufrir el primer descenso en toda su historia.

Con la todavía fresca postal de la pérdida de la categoría del eterno rival, River Plate, en 2011, tanto la dirigencia, el cuerpo técnico, la plantilla y los simpatizantes comienzan a vivir tiempos donde las críticas y la intranquilidad reinan en una de las instituciones más populares de la Argentina.

En este escenario, Boca Juniors tomó el compromiso interno de llegar al próximo festejo de los 110 años de vida con una realidad totalmente distinta a la actual y la premisa de volver a ser protagonista y candidato en cada competición de la que participe.

Temas relacionados: