Octubre 2, 2014

River vs. Boca: las dos caras de la moneda en el Superclásico argentino

River y Boca, los clubes más populares y poderosos de Argentina, llegan a este superclásico por la 10ma fecha con huellas diferentes. Pero en este tipo de partidos no suele ser vital la localía, ni tampoco que uno sea líder y el otro apenas se asome a la mitad de la tabla.

Cuando el torneo navega casi por su mitad, el invicto River está en la cima con 21 puntos y en su estadio Monumental recibirá a Boca, que tiene ocho unidades menos y que necesita enderezar su rumbo para no quedar muy relegado en la pelea por la corona. El escolta Independiente marcha con 18.

"El domingo cueste lo que cueste, tenemos que ganar", cantan en la antesala de los superclásicos los fanáticos de River y Boca, sin mencionar al rival. Si no se sabe se intuye, cuál es el oponente a vencer.

Pese a dos empates seguidos, el equipo que dirige Marcelo Gallardo llega muy sólido en todos los sectores, con un estilo de juego dominante y una estética donde prevalece la pelota bien tratada.

"Este equipo tiene jerarquía y ambición, nunca baja los brazos; demostramos jerarquía y convicción", subrayó el uruguayo Rodrigo Mora, quien junto con el colombiano Teófilo Gutiérrez conforman la dupla de ataque más temible del torneo. Mora convirtió cinco goles y "Teo" ocho, con lo cual entre ambos anotaron 13 de los 21 tantos de los Millonarios.

River y Boca trabajaron el jueves a puertas cerradas, pero no hay misterios ni lesiones en ambos equipos para ese partido en el que los ‘millonarios' agotaron los casi 60.000 lugares disponibles. La presencia de público visitante está prohibida en el balompié argentino para evitar episodios de violencia.

Desde Marcelo Barovero, el arquero menos vencido del certamen ya que apenas recibió cinco goles, nacerá una defensa donde sobresale el lateral izquierdo Leonel Vangioni, flamante convocado por el técnico de Argentina Gerardo Martino para dos próximos amistosos. El uruguayo Carlos Sánchez, Leonardo Ponzio y Leonardo Pisculichi más adelantado, son parte de un mediocampo encargado de alimentar a Mora y Gutiérrez.

"Todos te quieren ganar a partir de que vas acumulando partidos sin perder y van a proponer diferentes situaciones", dijo el jueves Gallardo. "Creemos en la forma de jugar, la entrega, buscar el arco contrario, no intentamos ganar como sea y vamos con esa ganas y voluntad".

Boca, con su técnico Rodolfo Arruabarrena, tratará de dar el golpe en el Monumental para escapar del 13er puesto que ocupa entre 20 equipos, producto de cuatro victorias, otras tantas derrotas y un empate.

Agustín Orión en el arco y Fernando Gago en el centro, dos jugadores subcampeones del Mundo en Brasil, son algunas de las cartas fuertes de Boca, que tratará de lastimar en ataque con Agustín Calleri y Andrés Chávez, quien el domingo firmó el triunfo 1-0 de los Xeneizes sobre Quilmes.

"Los clásicos se juegan como una gran final, con todo", destacó Gago. "Tenemos que ser un equipo serio, compacto y con mucha intensidad en todos los sectores de la cancha".

Aunque el "Vasco" Arruabarrena pone más énfasis atrás y el "Muñeco" Gallardo apunta hacia adelante, ni Boca reniega del ataque ni River de la defensa.

Arruabarrena y Gallardo, exitosos jugadores de Boca y River y que se recibieron como técnicos en la misma escuela, será la primera vez que "jugarán" un superclásico desde la banca técnica.

"Más allá del conocimiento entre nosotros los pensamientos pueden ser diferentes, son equipos diferentes y cada uno tratará de ganar. Nosotros quedamos en segundo plano", dijo Gallardo.

El escolta Independiente, que tiene tres puntos menos que River, visitará a Godoy Cruz (8), mientras que el tercero Lanús, a cuatro de la cima, hará lo propio con Rosario Central (13) en ambos casos el lunes.

San Lorenzo, campeón de la Copa Libertadores de 2014, recibirá el sábado a Tigre. "Los Santos", con goles de Mauro Matos y Néstor Ortigoza, de penal, vencieron 2-0 a Olimpo la noche del miércoles en un partido pendiente y de esta manera se sumaron a Boca y a otros equipos que marchan con ocho puntos menos que River.

La fecha se completa con Gimnasia-Vélez Sarsfield (viernes); Banfield-Belgrano, Defensa-Arsenal (sábado); Olimpo-Estudiantes, Racing Club-Rafaela (domingo).