Febrero 13, 2015

"Mi ilusión es quedar en la historia de Boca": Rodolfo Arruabarrena

En la previa del debut oficial del domingo ante Olimpo en el mítico estadio de La Bombonera, el joven estratega de 39 años manifestó que tiene una plantilla completa no sólo para el desafío del certamen doméstico sino también para ir en busca de la séptima Copa Libertadores para el palmarés de la institución.

- ¿Cómo evalúa la pretemporada realizada en la previa de un año tan exigente con triple competencia con el torneo local, la Copa Argentina y la Copa Libertadores?

- Lo importante es que los jugadores hayan sumado minutos y en este verano lo importante era el partido con Vélez (que otorgaba un cupo directo en la fase de grupos de la Copa Libertadores) y no hemos sufrido lesiones, que fueron los objetivos principales. Ya empieza ante Olimpo un año donde, si hacemos bien las cosas, vamos a tener muchos partidos en pocas semanas.

- ¿Se prepara de una manera distinta pensando en el formato de la liga argentina, con competencia todo el año y con 30 equipos?

- He tenido la suerte de jugar en torneos cortos y en torneos largos como futbolista. En el primer semestre son 16 partidos de liga y luego de la Copa América serán otros 14. Lo importante es el inicio, que son los primeros diez a doce encuentros. Tenemos la obligación de estar en la parte alta en el campeonato local y acceder a las semifinales de Copa al receso.

- ¿Por esta estructura imagina un torneo con mayores presiones para los equipos-protagonistas?

- Habrá un solo campeón y eso provocará más tensión y presión, sobre todo en equipos que, por historia, tienen la obligación de estar peleando los torneos. Hay que ir partido a partido, sin desesperaciones. Boca hace dos años que no logra un título y quizás haya clubes grandes que se permiten esa situación pero en este club, no. Es un año político en el club pero la plantilla tiene que aislarse de todos los factores externos.

- ¿Le tiene miedo al rótulo de gran candidato que tiene Boca por su historia y las incorporaciones que ha sumado?

- Tengo jugadores grandes y de experiencia, además de varios jóvenes en una plantilla que ha tenido un recambio, con incorporaciones que han tenido un pasado en Europa y en la selección. Pero esta situación dentro del campo no cambia porque son once contra once. Por ejemplo, en 1996 Boca contrató a los mejores catorce o quince jugadores y no pasó de la mitad de la tabla.

- ¿Cómo vive la responsabilidad del cargo de técnico de Boca Juniors?

- En lo particular, trato de ser un técnico claro y sencillo. No he cambiado mi forma de manejarme a pesar de estar en un cargo que conlleva una responsabilidad enorme. No soy de generar polémicas y me concentro en darle la posibilidad a Boca de conseguir ese título que tanto anhela, sin desesperarse. En mi carrera en Boca, Nacional de Uruguay y Tigre he mantenido un perfil bajo y tranquilo, aunque en contadas oportunidades me he transformado dentro de cuatro paredes. Mi objetivo es que cuando el jugador mire al banquillo encuentre serenidad.

- ¿Cuáles son las diferencias que observa de su época como jugador a estos cuatro años como entrenador?

- Cómo técnico lo mejor que te puede pasar es que tu idea se plasme dentro del campo de juego, pero uno no puede estar en la cabeza de los 30 integrantes de la plantilla, entonces el rol también es ser psicólogo de cada uno de ellos. Como jugador uno piensa en uno mismo y conoce cuando está bien o está mal. Las dos funciones son lindas, pero como jugador se disfruta más y es más tranquilo.

- ¿Cómo analiza la renovación de técnicos en el fútbol argentino y la llegada de una nueva generación?

- En todos los órdenes hay renovaciones y este es el tiempo de una camada de exjugadores que, la mayoría, ha pasado por Europa, aunque al igual que la generación anterior lo que avala el trabajo son los resultados conseguidos. En este último semestre ha coincidido con un fútbol más abierto, al igual que en el último Mundial.

- ¿Qué técnicos de su etapa como jugador han marcado al Rodolfo Arruabarrena-entrenador?

- De todos he sacado cosas buenas y cosas malas. Tal vez lo que me recrimino es no haber anotado los ejercicios o trabajos de mis inicios, pero tiene que ver con que uno comienza a tomar nota de estas cuestiones sobre el final de la carrera, cuando la opción de ser técnico empieza a ser una posibilidad firme.

- ¿Cuál es su sueño como entrenador?

- Como todos saben mi relación con este club y saben que soy hincha (simpatizante) mi ilusión es quedar en la historia de Boca. Porque uno puede ganar prestigio, dinero, pero nada iguala la posibilidad de ver tu nombre, tanto como jugador como entrenador, en la historia de una institución. Eso es lo más gratificante. Aposté a eso como jugador y he tenido la suerte de poder lograrlo y apuesto a eso como técnico. No soy de proyectar y me gusta ir de 'a pasitos seguros'. Me retiré en 2011 y llevo apenas cuatro años como entrenador y tengo muchísimas cosas por aprender y, por eso, trato de rodearme de un cuerpo técnico muy capaz.

Temas relacionados: