Abril 24, 2016

El superclásico Boca Juniors vs. River Plate terminó 0-0

Ante unos 50.000 espectadores, el encuentro entre los mayores archirrivales comenzó con un ligero dominio del equipo auriazul, que pronto se vio alterado por la temprana expulsión del volante Pablo Pérez (11'), que vio la tarjeta roja por una patada al colombiano Éder Álvarez Balanta, después de que el zaguero ‘cafetero' le cometiera una falta al arquero Agustín Orión.

Con un hombre menos casi desde el comienzo, Boca debió replantear su estrategia, aunque no por ello redujo su ambición, dentro de un desarrollo trabado y friccionado, con varias infracciones al límite.

Dentro de ese contexto, Andrés D'Alessandro fue el que mostró determinación para conducir el ataque de River y también el que más peligro llegó, primero con un remate rasante y luego con un tiro libre al ángulo izquierdo que obligó a una espectacular estirada de Orión.

El panorama para Boca se hizo más complejo sobre el final de la primera mitad, ya que Fernando Gago se lesionó el tobillo izquierdo, y obligó a otro replanteo en la mitad de la cancha.

En la segunda mitad, Boca dispuso un planteo netamente volcado al contraataque, con una postura más defensiva, y River pasó a tener la pelota, pero con muchos problemas para generar juego en el ataque, mientras que el local dependía varias veces de lo que pudiera hacer el charrúa Nicolás Lodeiro, con la doble misión de acompañar en las marcas y generar ataques.

D'Alessandro volvió a inquietar en un par de ocasiones, pero el creativo del equipo 'millonario' no encontró compañía en el ataque, con el uruguayo Rodrigo Mora en una tarde imprecisa.

Cerca de la media hora, el uruguayo Iván Alonso, reemplazante de Lucas Alario, marcó un gol tras un rebote dado por Orión, pero fue anulado por posición adelantada correctamente sancionada.

En los últimos minutos River se mostró más punzante, pero el visitante se mostró impotente para vulnerar a un rival con un hombre menos, y que de contraataque estuvo cerca de impactar con un remate rasante de Tévez bien contenido por Barovero.

Así, ambos equipos prolongaron un presente menos que discreto en el torneo local, en el que están muy lejos de los primeros puestos, sin posibilidades de pelear por el título ni por los puestos de clasificación a las copas internacionales.

Ficha técnica: