Julio 11, 2016

AFA va en caída libre, ahora los árbitros amenazan con entrar en paro

"Si no hay respuestas a nuestros reclamos tomaremos una decisión como sindicato. Nos avala la justicia. Hay quienes no tienen dinero ni para viajar", aseguró al canal TN Federico Beligoy, líder de la Asociación Argentina de Árbitros (AAA).

En estos días se disputan partidos de la Copa Argentina. El torneo de primera debe comenzar el 12 de agosto pero la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) está envuelta en la peor crisis de su historia.

El gobierno dejó de girarle los fondos por los derechos de transmisión de partidos por TV del programa estatal Fútbol para Todos. Es una forma de presión para que se cambien los estatutos y las autoridades, algunas de ellas cuestionadas por la Justicia.

"No vamos a empezar un campeonato sin sentarnos a dialogar. Esperamos una mejora (en los salarios)", dijo a radio la Red Guillermo Marconi, titular del Sindicato Argentino de Árbitros (Sadra), la otra organización gremial. Entre ambas agrupaciones nuclean a unos 450 colegiados.

Clubes grandes como Boca Juniors y River Plate, junto con el gobierno, fomentan una reforma estatutaria para crear una Superliga al estilo europeo.

Pretenden autorizar a sociedades anónimas para que compren clubes que hoy son asociaciones sin fines de lucro, como lo fueron desde el origen del fútbol argentino en el siglo XIX.

El plan tropieza con la resistencia de entidades chicas y medianas que aprobarán la Superliga si hay un reparto justo y equitativo de los ingresos de la AFA.

La FIFA está a punto de nombrar una Comisión Normalizadora hasta que se puedan celebrar elecciones internas en la AFA. Mientras tanto, a raíz del vacío de poder, renunció a dirigir la selección Gerardo Martino.

Un DT interino, Julio Olarticoechea, dirigirá a Argentina en los Juegos Olímpicos Rio-2016.

El mandato del presidente de la AFA, Luis Segura, venció el 30 de junio, pero la justicia le pidió que siguiera al frente en la transición. Beligoy y Marconi sostienen que Segura tiene "buena voluntad" para arreglar el conflicto con los árbitros, pero en la caja de la AFA no hay un peso.

La dirigencia intentará la noche del lunes aprobar la Superliga en una asamblea de 75 representantes.