Octubre 10, 2011

El Brasileirao está más apretado que nunca

El Corinthians se quedó con el mando de la Liga el pasado domingo con una victoria por 3-0 sobre el Atlético Goianiense, un resultado que le valió alcanzar 51 unidades y lo convirtió en el peor líder a esta altura del campeonato desde 2006, cuando el "Brasileirão" se jugó por primera vez con veinte equipos.

Además del líder, Vasco da Gama, Sao Paulo, Flamengo, Botafogo y Fluminense se alistan como probables candidatos a la corona de campeón.

El abanico de posibilidades se podría abrir a cinco equipos más si se vuelve a repetir el escenario de 2009, cuando el Flamengo remontó doce puntos en diez jornadas y ganó el campeonato.

Teniendo ese dato en cuenta, hasta el Santos de Neymar, que ahora tiene 38 puntos y un partido pendiente de jugar, podría entrar en liza y disputar el liderato, que este año han acariciado un puñado de equipos.

La igualdad extrema se explica en parte por la crisis financiera de Europa, que ha mermado las ofertas de los clubes de las principales ligas y ha reducido sensiblemente el número de transferencias de jugadores brasileños al exterior, aumentando la calidad media de todos los equipos.

El calendario brasileño también contribuye a la igualdad, puesto que la Liga no se ha detenido ni en la Copa América ni en otras fechas reservadas por la FIFA a las selecciones nacionales.

Algunos dirigentes y entrenadores expresaron su malestar por la frecuencia con la que han sido convocados sus principales figuras por la selección brasileña absoluta o por las categorías inferiores, una situación que antes no les afectaba tanto, puesto que las estrellas solían emigrar pronto a las ligas europeas.

El seleccionador brasileño, Mano Menezes, tiene a su disposición a ocho jugadores de la Liga local para el amistoso del viernes pasado contra Costa Rica y el de mañana contra México, mientras que la Canarinha acudió al Mundial de 2010 apenas con tres jugadores del campeonato nacional.

Antes de anunciar su nómina, Menezes explicó que intentó ser ecuánime con los clubes brasileños, por lo que, para no perjudicar a ningún club, decidió convocar apenas a un jugador por formación.

Con estos ingredientes, ningún equipo está logrando mantener rachas de varias victorias consecutivas y todos los grandes han tropezado con equipos medianos y pequeños.

El Vasco da Gama perdió el liderato el pasado domingo sufriendo una goleada 3-0 en su visita al Internacional, mientras que el Corinthians ha demostrado su fragilidad con derrotas ante equipos pequeños como el Coritiba, el Avaí o el Figueirense.

La equidad también se repite en la zona baja de la tabla, en la que tan solo el América parece haber llegado a una situación casi insalvable.

Avaí, Atlético Paranaense, Atlético Mineiro, Cruzeiro, Ceará y Bahía intentan eludir los otros tres puestos del descenso y están separados por apenas nueve puntos.

Temas relacionados: