Junio 11, 2012

Partido en Brasil terminó con ¡12 expulsados!

Según medios locales la pelea del domingo duró más de diez minutos y comenzó después de que el árbitro expulsó a un jugador por una fuerte falta cuando el partido estaba concluyendo.

Los jugadores del Fernandópolis, que perdían por 2-1, protestaron por la tarjeta roja y eso dio lugar a la gresca, que ni siquiera la policía fue capaz de contener.

En medio de los desórdenes, el árbitro dio por terminado el partido y expulsó a otros once jugadores, por lo que el encuentro concluyó con doce tarjetas de color rojo.

El defensa Fernando, del Fernandópolis, uno de los expulsados, fue trasladado desde el estadio hacia un hospital, donde tuvo que ser atendido por una fractura en un brazo, que sufrió en medio de la gresca.