Septiembre 7, 2012

Fluminense ya se tomó la punta en Brasil; ahora deberá defenderla

El Fluminense, que el jueves asumió el liderato del Campeonato Brasileño al imponerse por 3-1 al Santos, intentará mantener su posición de honor el próximo domingo cuando visite a un diezmado Internacional, en la vigésima tercera jornada de la Liga.

El Fluminense, que por primera vez terminó una jornada en la punta de la clasificación este año, pretende aprovechar las múltiples bajas del Inter para alejarse del Atlético Mineiro, al que despojó del liderato.

En su primer desafío como líder, el club tricolor de Río de Janeiro tendrá la ventaja de jugar con un Internacional que no podrá alinear a al menos ocho jugadores, entre ellos sus principales estrellas, convocadas por sus selecciones para la jornada de eliminatorias mundialistas.

El club de Porto Alegre, comandado por el técnico Fernandao, no podrá contar con Diego Forlán, concentrado con la selección uruguaya, ni con Pablo Guiñazu, con la selección argentina, ni con el peligroso delantero Leandro Damiao, convocado para la selección brasileña que hoy se medirá en un amistoso a la de Sudáfrica.

Como si ello no bastase, el delantero Rafael Moura, principal alternativa en el ataque con la ausencia de Damiao, se lesionó en el partido del pasado miércoles con el Sao Paulo y los médicos ya avisaron de que no podrá medirse al Fluminense, su antiguo club.

Fernandao tampoco puede contar con Juan, Kléber e Ygor, que siguen lesionados, ni con su principal creativo, el centrocampista argentino Andrés D'Alessandro, que tendrá que cumplir una fecha de suspensión tras haber sido expulsado en el partido contra el Sao Paulo.

Las múltiples bajas obligarán al técnico del equipo "colorado" a alinear a varios suplentes en el estadio Beira-Río en un partido que es vital para las intenciones del Inter de acercarse a los punteros.

El Internacional, señalado como uno de los favoritos para el título de este año debido a su poderosa plantilla, ocupa el sexto lugar en la clasificación, a doce puntos del Fluminense, y necesita detener al líder para seguir recortando las distancias.

El Fluminense, por su parte, necesita una victoria para alejarse de dos clubes que matemáticamente pueden arrebatarle la punta, ya que tan sólo tiene dos puntos de ventaja sobre el Atlético Mineiro y tres sobre el Gremio.

La misión en la jornada de este final de semana parece más fácil para el Atlético Mineiro, ya que el equipo liderado por el campeón mundial Ronaldinho Gaúcho recibirá en casa al alicaído Palmeiras, que lucha por salir de los últimos lugares de la clasificación y de la amenaza de descender a la segunda división.


Partidos de la vigésima tercera jornada:

Sábado: Ponte Preta-Figueirense, Coritiba-Flamengo y Corinthians-Gremio.

Domingo: Internacional-Fluminense, Santos-Sao Paulo, Botafogo-Náutico, Vasco da Gama-Bahía, Atlético Mineiro-Palmeiras, Sport-Cruzeiro y Atlético Goianiense-Portuguesa.