Octubre 31, 2012

Gol anulado con supuesta ayuda de imagen de televisión agita debate en Brasil

El debate surgió durante el partido por la trigésima segunda jornada del Brasileirao jugado el pasado sábado en el que el Palmeiras perdió 2-1 con el Internacional después de que el árbitro anulara al ‘verdao' un gol marcado con la mano por el delantero argentino Hernán Barcos.

El Palmeiras, que está seriamente amenazado de bajar a Segunda División, pidió la anulación del partido porque cree que el árbitro invalidó el gol con la ayuda de imágenes de televisión, algo que no está permitido por la FIFA.

El equipo paulista argumenta que el árbitro primero convalidó el gol y minutos después lo anuló a instancias del delegado de campo, Gerson Baluta, que supuestamente preguntó a los periodistas que trabajaban a pie de la cancha.

El Superior Tribunal de Justicia Deportiva (STJD) admitió la denuncia a trámite y, hasta la fecha del juicio, previsto para las próximas semanas, recomendó a la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) que no le compute la victoria al Internacional.

La polémica ha convertido en un avispero los banquillos de los clubes de fútbol y las columnas de opinión de los medios deportivos y generalistas de todo Brasil. Unos aprovecharon para hacer una defensa del uso de cámaras de televisión en el fútbol y otros acusaron al Palmeiras por usar artimañas de dudosa moralidad para intentar evitar el descenso en los tribunales.

Entre estos últimos está Ronaldo Nazario da Lima, exjugador del Corinthians, el mayor rival del Palmeiras, que declaró que el equipo "no tiene derecho de protestar" por el gol anulado: "El Palmeiras es demasiado grande, es un club grande. No debería de estar en esta situación. Y encima después del partido protesta por el gol anulado. ¡Por Dios, el gol fue irregular, no tiene derecho de protestar por un gol anulado que fue irregular!", dijo el astro brasileño en un programa de televisión.

El entrenador del Corinthians, Adenor Bacchi Tite, echó más leña al fuego y afirmó que "en muchos partidos" ha visto a los árbitros y sus auxiliares preguntando a los periodistas por jugadas dudosas: "En muchos partidos vi al árbitro, el auxiliar y el cuarto árbitro preguntando a los periodistas si el jugador estaba en posición legal o en fuera de juego, por ejemplo, pero nunca cambiaron de opinión después de pitar", afirmó Tite.

El periodista Hélio Schwartsman, uno de los principales editorialistas del diario Folha de São Paulo, llevó el debate fuera de las páginas de deporte, a la sección de opinión de uno de los rotativos más prestigiosos e influyentes de Brasil. La columna criticó al Palmeiras por "reivindicar en la práctica el derecho de hacer goles con la mano" y también aprovechó para quejarse por la "absurda insistencia de la FIFA en prohibir herramientas tecnológicas que mejoren la calidad del arbitraje".