Septiembre 13, 2013

Cruzeiro confía en lograr su séptima victoria consecutiva ante el Paranaense

El elenco azul de Belo Horizonte, que el miércoles sumó seis victorias consecutivas al imponerse por 1-2 en su visita al Goiás, lidera la clasificación del Campeonato Brasileño desde hace varias semanas y, con 43 puntos en 20 partidos, tiene una ventaja de cuatro unidades sobre el Botafogo, su inmediato perseguidor, y de seis unidades sobre el Gremio, el tercero en la clasificación.

El club comandado por el técnico Marcelo Oliveira tendrá un difícil compromiso, ya que se medirá a un Atlético Paranaense que marcha cuarto en la clasificación y que viene en ascenso, pero confía no sólo en el nivel futbolístico que viene exhibiendo sino también en el fuerte apoyo de sus hinchas en casa.

El Cruzeiro, que ostento el récord de la mayor taquilla en la Liga de este año, espera volver a llenar el estadio mundialista Mineirao de Belo Horizonte y para ello anunció una reducción en el precio de los ingresos.

"Esperamos una fuerte presencia de los hinchas porque estamos haciendo un buen trabajo en casa. Queremos que los aficionados nos ayuden a buscar una nueva victoria", asegura el zaguero Bruno Rodrigo.

Además de seis victorias consecutivas en la Liga, el Cruzeiro acumula 18 partidos sin conocer la derrota en el Mineirao.

Pese a su cómoda posición en la punta de la clasificación, el Cruzeiro está obligado a vencer en casa debido a que el próximo miércoles recibirá en el Mineirao al Botafogo en un partido que, dependiendo de los resultados de este final de semana, puede definir al nuevo líder de la Liga.

"Son dos partidos decisivos en casa. Mañana contra el cuarto en la clasificación y el miércoles contra el segundo. Dos victorias nos darán una sólida ventaja en la clasificación", admite el portero Fabio, una de las grandes estrellas del Cruzeiro esta temporada.

El Botafogo del centrocampista holandés Clarence Seedorf, por su parte, necesita de un traspiés del Cruzeiro para poder reducir la ventaja que lo separa del líder, pero también necesita hacer su tarea y vencer el domingo a domicilio al Santos en el difícil estadio de Vila Belmiro.

El ‘alvinegro' está obligado a vencer a domicilio no sólo para impedir que el líder se le distancie aún más sino debido a que el Gremio, que recibirá en casa el domingo al Atlético Mineiro del campeón mundial Ronaldinho Gaúcho, pude arrebatarle el segundo lugar en la clasificación.

El club de Río de Janeiro confía en el liderazgo de Seedorf y en la estrella del delantero juvenil Hyuri, que ha sido decisivo en los últimos partidos, pero no se fía de un Santos que comenzó la Liga con mucha irregularidad y en los últimos lugares pero que en las últimas semanas ha escalado gradualmente hasta ubicarse en el séptimo lugar.

Pese a la derrota por 2-1 que encajó el jueves en su visita al Flamengo en el estadio Maracaná, el Santos venía destacándose en los últimos partidos y finalmente había superado el golpe anímico que le supuso la transferencia de Neymar al Barcelona español.

Partidos de la vigésima primera jornada:



Sábado:
Cruzeiro-Atlético Paranaense y Fluminense-Portuguesa.

Domingo: Vasco da Gama-Sao Paulo, Criciúma-Internacional, Ponte Preta-Flamengo, Corinthians-Goiás, Coritiba-Bahía, Santos-Botafogo, Vitoria-Náutico y Gremio-Atlético Mineiro.