Septiembre 17, 2013

Duro castigo para equipo del masajista que evitó un gol en Brasil

Además de expulsar al Aparecidense, el Superior Tribunal de Justicia Deportiva (STJD) decidió que el Tupi, el principal afectado por la intervención del masajista, avance a los cuartos de final del certamen sin necesidad de disputar un nuevo partido. 

El incidente protagonizado por el masajista Romildo Fonseca da Silva, cuyo vídeo se ha convertido en un verdadero virus en internet, ocurrió la semana pasada en un partido que el Tupi jugó en casa, en la ciudad de Juiz de Fora, y que necesitaba vencer para avanzar a la próxima ronda.

Pese a que en los minutos finales el Tupi generó una jugada peligrosa que irremediablemente sería un gol, Fonseca da Silva, que inicialmente estaba parado del lado de uno de los postes, corrió hacia la cancha y evitó la entrada del balón.

El masajista atajó otro balonazo igualmente dirigido hacia el arco antes de salir corriendo para evitar ser agredido por decenas de personas que lo persiguieron hasta los vestuarios, en donde se escondió.

El resultado favoreció al Aparecidense y obligó al Tupi a recurrir a la justicia para evitar una eliminación que consideraba totalmente injusta.

Además de darle la razón al Tupi, los miembros del tribunal suspendieron al masajista por 24 partidos y lo multaron con 500 reales (unos 220 dólares).

"Tenemos el deber de alejar esas conductas dañinas la fútbol. Si eso se convierte en moda, será el fin del deporte. El partido era decisivo y, para el bien del deporte, tiene que ser anulado", afirmó el fiscal William Figueiredo en el juicio que concluyó avanzada la noche del lunes en Río de Janeiro.

Pese a que la fiscalía tan sólo esperaba la anulación del partido, los magistrados optaron por ignorar el resultado y castigar ejemplarmente al Aparecidense.

Los magistrados fueron convencidos por el abogado del Tupi, que acusó al rival de violar la ética deportiva y pidió su exclusión de la Liga.

"Lo que estamos discutiendo aquí es si el crimen compensa y nadie del Aparecidense acudió al tribunal para defender una conducta antiética, inmoral y que viola el juego limpio. El Tupi no ve otra solución a no ser la exclusión de ese club de la competición", afirmó el abogado Mario Bittencourt.

El Aparecidense tiene hasta el jueves para apelar.

Temas relacionados: