Noviembre 26, 2013

Flamengo y Paranaense preparan la vuelta de la final de la Copa de Brasil

Tras el empate 1-1 que cosechó la semana pasada en el partido de ida de la final en casa del Paranaense, el Flamengo, el club más popular de Brasil, puede coronarse campeón con una victoria por cualquier marcador en el partido de vuelta o con un empate sin goles. 

Además del título del segundo campeonato nacional en importancia de Brasil, en el estadio mundialista Maracaná estará en juego uno de los cupos brasileños a la Libertadores.

El primer cupo lo garantizó el Atlético Mineiro como vigente campeón del torneo continental y el segundo se lo adjudicó el Cruzeiro al coronarse campeón brasileño hace dos semanas con cuatro jornadas de anticipación.

El tercer cupo será definido este miércoles entre Flamengo y Atlético Parananese, y los otros tres los obtendrán los clubes que escolten al Cruzeiro en la clasificación del Campeonato Brasileño.

El Flamengo, con la confianza obtenida por el empate que conquistó en el partido de ida, ganó aún más tranquilidad el domingo con su victoria por 1-0 sobre el Corinthinas en el Campeonato Brasileño que lo dejó finalmente fuera de los amenazados con el posible descenso a la segunda división de la Liga.

Ese resultado permite a los jugadores concentrarse definitivamente en la Copa do Brasil y en el título que puede salvar la temporada.

"Fue una victoria que nos dio tranquilidad para dejar atrás cualquier desconfianza y mostrar que estamos preparados para el título", afirmó el zaguero Wallace.

"Conseguimos nuestro primer objetivo esta semana que era apartar cualquier riesgo de descenso en el Campeonato Brasileño. Ahora podemos concentrarnos totalmente en el posible título y en el cupo para la Libertadores", agregó el delantero y goleador Hernane.

Las únicas dudas del técnico del Flamengo, Jayme de Almeida, en cuanto al equipo que alineará el miércoles son el lateral izquierdo André Santos, que se recupera de una lesión en el tobillo izquierdo pero sin preocupar a los médicos, y el zaguero Chicao, que sufrió una lesión en la pierna derecha y cuyas condiciones son más dudosas.

En caso de que los médicos veten a Chicao, Samir será el compañero de Wallace en la zaga del Flamengo.

La confianza del Atlético Paranaense en una victoria a domicilio en el Maracaná aumentó tras la goleada por 6-1 que le aplicó el domingo al Náutico por el Campeonato Brasileño y que le permitió ascender al segundo lugar en la clasificación de la Liga.

El Paranaense tiene varias dudas para el miércoles debido a que el volante Joao Paulo se recupera de una lesión y a que la alineación del lateral derecho Leo aún depende de una autorización de la Confederación Brasileña de Fútbol debido a que el jugador cumplió una fecha de suspensión pero no sabe si tendrá que cumplir otra.

Además el centrocampista Everton tendrá que cumplir una fecha de suspensión tras haber acumulado tres amarillas y el volante Bruno Silva y el delantero Roger están impedidos de jugar por haber servido a otros clubes este año por la Copa do Brasil.

El técnico del equipo de la ciudad de Curitiba, Vagner Mancini, considera que el Flamengo no es invencible en el Maracaná pese a que los hinchas del club carioca agotaron las entradas y prometen convertirse en un factor de peso en la final.