Agosto 5, 2012

Domingo de luto: mueren futbolistas en Rumania y Estados Unidos

El futbolista nigeriano Chinonso Ihelwere Henry se desvaneció sobre la cancha y murió durante un partido de la Segunda División rumana después que los médicos no lograron reanimarlo.

El jugador de 21 años del FC Tulcea cayó sobre el césped en el encuentro ante el FC Balotesti. El partido se disputaba en el pueblo de Baltoesti, al norte de la capital Bucarest. Los médicos no pudieron salvarlo después que su corazón dejó de latir y dejó de respirar, informó Bogdan Oprita, jefe del servicio local de ambulancias. No se darán más declaraciones hasta que se sepan los resultados de la autopsia, a fin de determinar la verdadera causa del fallecimiento.

Henry, que llegó a Rumania en 2007, jugaba para el Tulcea desde 2010.

El fútbol norteamericano también está de luto

El juvenil Kirk Urso, de 22 años, también falleció este domingo. Aún son confusos los detalles de su deceso, dijo Marco Rosa, portavoz del Columbus. La policía en Columbus no entregó mayores detalles a la prensa.

Urso estaba lesionado y no participó en el partido que el Crew perdió 1-0 el sábado ante el D.C. United en Washington. Era la primera temporada del jugador con el club.
Nacido en Lombard, Illinois, Urso jugó en el equipo de Carolina del Norte que ganó el título de la Asociación Nacional Atlética Colegial (NCAA, por sus siglas en inglés) el año pasado y en la selección estadounidense del Mundial Sub-17 en 2007.