Noviembre 3, 2014

Por actos de indisciplina, Atlético Mineiro separó del plantel a tres jugadores

El acto de indisciplina fue supuestamente cometido cuando la delegación del Atlético Mineiro regresó al hotel de concentración en Curitiba después de cenar, tras el partido de liga del domingo, en el que el club de Belo Horizonte perdió 1-0 en su visita al Atlético Paranaense.

En una rueda de prensa en Belo Horizonte, Maluf explicó que el castigo no se debe a un retraso en el regreso al hotel de los jugadores, sino a "un acto de indisciplina" cometido dentro del hotel, aunque no ofreció más detalles.

La decisión, por la que los tres futbolistas no volverán a jugar con el equipo, fue tomada en acuerdo con el presidente del club, Alexandre Kalil, y el entrenador, Levir Culpi.

Los contratos no fueron rescindidos y la situación de los mismos será analizada por el Departamento Jurídico del club de Belo Horizonte.

Jô, delantero que jugó con la selección brasileña el Mundial de 2014, ha protagonizado varios problemas de indisciplina en esta temporada.

El pasado octubre, alegando problemas familiares, se quedó en Río de Janeiro luego de un partido y no acompañó al resto del equipo a Belo Horizonte y después fue fotografiado en una fiesta.

En agosto faltó a varios entrenamientos, también alegando problemas familiares, y después fue multado por la dirección del club.

La derrota del domingo dejó al Atlético Mineiro en la quinta posición, fuera de los puestos de clasificación a la Copa Libertadores, empatado a 54 puntos con el Fluminense, cuarto y último en zona de acceso al torneo continental.

El Atlético Mineiro también jugará el próximo miércoles el partido de vuelta de las semifinales de la Copa de Brasil, en el que tiene que remontar un marcador adverso de 2-0 ante el Flamengo, que ganó en la ida.

Temas relacionados: