Abril 18, 2012

Mario Lepe, en la cuerda floja como técnico de la Universidad Católica

La Universidad Católica fue goleada el martes 3-0 por el Bolívar en La Paz y no solo quedó fuera de carrera, sino que remató en el último lugar del Grupo 3, que fue ganado por el también chileno Unión Española, que avanzó a los octavos de final junto con el equipo paceño.

"Sin duda que este es un momento de dolor para todos", dijo a los periodistas Jaime Estévez, sin ocultar su decepción, aunque subrayó que la situación de Mario Lepe sólo se analizará en junio.

"Este es un momento de dolor, esperaré el regreso del plantel, del cuerpo técnico y el gerente deportivo para conversar con ellos. Naturalmente no se obtuvo un objetivo importante", precisó.

Respecto del nivel que muestra actualmente el equipo, Estévez dijo que "vamos a evaluar esto, es un ciclo, aunque no se consiguió un objetivo muy importante que era clasificar en la Libertadores".

"Además, no hemos jugado del modo que esperábamos", añadió el dirigente, que también se mostró defraudado con los refuerzos incorporados esta temporada.

"Hemos buscado jugadores que deberían ser aporte al plantel, tengo confianza en ello; no hemos logrado el juego que deberíamos tener pero no comparto que el plantel se haya despotenciado", argumentó.

Entre otros la Universidad de Chile fichó este año a los delanteros Daud Gazale, Nicolás Trecco (argentino) y Roberto Ovelar (paraguayo), y a los laterales Matías Campos Toro y Michael Ríos y al centrocampista argentino Matías Pérez.

Desde que se instauró el actual formato de la Libertadores, en al año 2000, la UC ha participado ocho veces en el torneo, pero sólo en dos ha superado la fase de grupos: en 2002, cuando alcanzó los octavos de final y en 2011, cuando llegó a los cuartos de final.