Julio 19, 2012

Tras inventar la muerte de su hermano, Vecchio fue castigado en Unión Española

El caso fue desvelado este jueves por el diario "Las Últimas Noticias", de Santiago, que también recoge declaraciones del jugador, uno de los buenos valores de su equipo en el torneo Apertura y que aseguró que nunca dijo que su hermano había muerto.

"Él (su hermano) está muy mal pero no está muerto. Estaba pasando por un momento bastante particular, y nada, solo fui a darle apoyo para estar con él", argumentó Vecchio, que confía en que el problema se resolverá y la situación volverá a la normalidad.

No obstante, para ello debe conseguir el perdón del entrenador del equipo, José Luis Sierra, que lo envió a la filial de la Unión Española que participa en el torneo de segunda división, una serie que en realidad es tercera porque en Chile la segunda se llama oficialmente "Primera B".

Incluso Vecchio ya jugó con la filial hace algunos días, en la derrota de la Unión Española ante el Provincial Osorno por 2-1.

El jugador, que se casó en Chile, con fiesta incluida, el pasado 28 de mayo, comunicó la "muerte" de su hermano hace un par de semanas, cuando el equipo se preparaba para su debut en el torneo Clausura ante el Audax Italiano (1-1). De inmediato fue autorizado para viajar.

En Santiago, se supo después que el hermano no estaba muerto y que el futbolista, de 24 años, y formado en el Rosario Central de su país, había celebrado su matrimonio por segunda vez.

A su regreso, no valieron sus explicaciones y fue separado del equipo, medida que se mantiene hasta ahora.

"Viajé a Argentina por unos temas personales y porque mi hermano no está pasando por un buen momento", sin admitir que lo dio por muerto para conseguir el permiso.

En todo caso, no negó la fiesta: "se hizo algo muy íntimo con la familia allá. Todo estaba previsto desde hace mucho tiempo. Habíamos cambiado la fecha varias veces por el tema del torneo. Ya no lo podíamos postergar más", explicó.
Vecchio aseguró que "mis compañeros y el entrenador han sabido entender" y que "todo está aclarado".

"Ahora solo estoy preocupado de ponerme bien físicamente y ayudar al equipo", concluyó Vecchio.

Tras empatar con el Audax Italiano, la Unión Española cayó por 2-1 ante el Cobresal en la segunda jornada del Clausura y en la tercera debe visitar al O'Higgins de Rancagua el próximo sábado.