Diciembre 10, 2013

O'Higgins se corona campeón del Apertura chileno tras superar 0-1 a Católica

Con el triunfo, el O'Higgins consiguió además un cupo en la próxima Copa Libertadores, mientras que la Católica disputará un cuadrangular junto a tres equipos más en el que está en juego otro billete a la Libertadores y uno para la Copa Sudamericana.

Ambos fueron los mejores en la fase regular y terminaron empatados a puntos, por lo que fue necesario jugar este martes la final en el Estadio Nacional de Santiago, ante unos 40.000 espectadores.

El O'Higgins, dirigido por el argentino Eduardo Berizzo, y la Católica, entrenado por el uruguayo Martín Lasarte, disputaron un encuentro marcado por la igualdad que se decidió por el acierto en el gol de Hernandez.

Con el gol en contra, los Cruzados apretaron para conseguir el empate pero chocaron con un inspirado Paulo Garcés en el arco del equipo de Rancagua.

En los últimos instantes el ariete Nicolás Castillo tuvo una oportunidad para forzar el lanzamiento de penaltis pero su disparo se fue desviado.

Una vez finalizado el partido, el argentino Pablo Calandria, máximo artillero del O'Higgins, destacó la capacidad de lucha que ha mostrado el equipo durante el último semestre y agradeció la labor de Berizzo.

"Estoy orgulloso de tener un técnico como él", dijo Calandria, que hace años coincidió con Berizzo en el Olympique de Marsella francés cuando el argentino era jugador.

Braulio Leal, capitán del O'Higgins, fue el encargado de levantar el trofeo ante el delirio de los miles de aficionados que recorrieron los 80 kilómetros que separan Rancagua de la capital chilena.