Diciembre 6, 2015

Los disturbios de su hinchada arruinaron la celebración del título de Colo Colo en Chile

El nuevo campeón del torneo Apertura se coronó, pese a no jugar, gracias a la derrota de la Universidad Católica. Audax Italiano superó a los cruzados y le cedió la copa al máximo ganador en ese país. 


Ambos partidos estaban programados para la misma hora porque los albos y la UC tenían opciones de llevarse el campeonato, pero una violenta trifulca entre barrabravas antes del choque obligó a suspender el juego antes de que el balón empezara a rodar en Valparaíso.

En el otro duelo, la Católica, que era segundo en la clasificación a un punto de Colo Colo, cayó por 1-0 frente al Audax Italiano, por lo que el líder se proclamó campeón sin la necesidad de jugar su partido, que se programará para la próxima semana.

Los hinchas radicales del Santiago Wanderers y el Colo Colo ofrecieron un lamentable espectáculo en el estadio Elías Figueroa de Valparaíso al ocupar la cancha de juego antes de que el partido empezara para enfrentarse a golpes.

Los barristas emplearon palos, cinturones, bengalas y todo lo que encontraron a su alcance en la tangana, que obligó a los jugadores y al cuerpo arbitral a refugiarse en los vestuarios.

Con este triunfo, Colo Colo logró un cupo para la próxima Copa Libertadores, donde también estará el Cobresal, ganador del torneo de Clausura en la primera mitad del año, y la Universidad de Chile, que esta semana ganó la Copa Chile.

 

Temas relacionados: