Julio 20, 2016

El fútbol chileno vive penurias económicas

Inmersos en una fiesta sin
fin por la obtención de la Copa América Centenario en Estados Unidos, los
hinchas chilenos viven un aterrizaje forzoso hacia una competencia local en
crisis que tiene en suspenso el inicio del torneo Apertura-2016.

La Asociación Nacional del
Fútbol Chileno (ANFP) suspendió el lunes la primera fecha de las dos
principales divisiones debido a un paro del Sindicato de Futbolistas (Sifup)
que "derivará en efectos negativos para los campeonatos, hinchas,
jugadores y la actividad en general", argumentó la institución.

Con una mesa de negociación
en marcha, el Sifup se niega a comenzar una temporada con un sólo ascenso y
descenso en primera división y sin pérdida de categoría en la segunda (Primera
B), ya que piensa desestima la competencia y con ello el movimiento de
jugadores entre los clubes.

El camino que tomó la ANFP y
los presidentes de los clubes para sanear la economía de los clubes reduciendo
los descensos "es llevar a la mediocridad al fútbol chileno, porque la
esencia de cualquier torneo es competir; es tener estímulos para subir y
castigo para los que descienden", explicó el presidente del Sifup, Carlos
Soto.

Los futbolistas piden dos
ascensos y dos descensos y que se cancelan deudas a jugadores pendientes por
parte de los clubes que suman unos 340.000 dólares.

 

 

 

Temas relacionados: