Abril 4, 2012

Santos de Quintero es finalista de la Liga de Campeones de la CONCACAF

El ecuatoriano Joao Plata anotó dos goles por Toronto a los 14 y 42 minutos, pero el estadounidense Hércules Gómez respondió con una dupleta (31 y 45) para el equipo local.

En el segundo tiempo, Juan Pablo Rodríguez cobró penales (55 y 63) para adelantar a Santos Oribe Peralta (66) y el argentino Emanuel Ludueña (90) pusieron cifras definitivas.

El marcador global de la serie fue 7-3.

Santos espera al ganador de la otra semifinal que favorece al campeón reinante Monterrey 3-0 sobre los Pumas.

Sin importar lo que pase con Monterrey, el representante de la zona en el Mundial de Clubes de Japón volverá a ser un equipo mexicano, los cuales ganaron seis veces en fila este torneo.

El último equipo no mexicano en coronarse en la CONCACAF fue el Saprissa de Costa Rica en 2005.

El encuentro comenzó parejo y los visitantes se pusieron al frente cuando Plata aprovechó un rebote tras el cobro de un tiro de esquina.

La igualdad se dio tras un pase de 35 metros del español Marc Crosas para Gómez, quien sobre la marca del chileno Miguel Aceval sacó un disparo rasante para superar el lance de Milos Kocic.

Toronto retomó la delantera cuando Plata superó por velocidad a un zaguero local y a la entrada del área metió un disparo a media altura que venció al arquero mexicano Oswaldo Sánchez.

A poco del descanso, el estadounidense Gómez se sacó un remate bajo y colocado a la base del poste derecho de Kocic, que se quedó parado.

Santos dominó el inicio de la segunda mitad y el premio a su insistencia se dio cuando Julián De Guzmán cometió un penal sobre el ecuatoriano Christian Suárez. Rodríguez se encargó de la ejecución.

Un poco después se produjo otro penal por una dudosa mano de Aceval, y Rodríguez volvió a transformar.

Los mexicanos sentenciaron por completo el encuentro un par de minutos más tarde, cuando Gómez asistió con un gran pase a Peralta.

Ya con Toronto rendido, Ludueña recibió un balón en el corazón del área, se acomodó y sacó un tiro colocado a media altura que dejó parado al portero.