Junio 5, 2013

Celebración del campeón Peñarol deja 89 detenidos y 17 policías heridos

La Corte Suprema de justicia indicó a Efe que tras tomar declaración, los detenidos "fueron puestos en libertad sin perjuicio" por la Justicia uruguaya ante la falta de elementos probatorios.

"En total fueron 89 detenidos y 17 agentes heridos", detalló otra fuente policial también a Efe.

La Suprema Corte de Justicia emitió este miércoles un comunicado en el que se señala que radicó una denuncia a la policía por los "destrozos" en su sede del Palacio Piria y en el Palacio de los Tribunales (juzgados) que está a su frente.

Aproximadamente "un centenar de personas atentaron contra los referidos inmuebles, lanzando piedras y otros elementos contundentes y rompiendo cristales", agrega la nota.

Además, algunas personas ingresaron al Palacio de los Tribunales, "donde destruyeron parte del equipamiento informático y algunos muebles de oficina, y se constató el robo de dos monitores".

Los daños ocasionados alcanzan los "600.000 pesos (30.000 dólares)", destacó la Suprema Corte de Justicia.

Los incidentes ocurrieron tras el partido entre Defensor Sporting y Peñarol, que decidió el ganador del Campeonato uruguayo 2012-2013.

Los altercados se concentraron a lo largo de la arteria principal de la capital uruguaya, la Avenida 18 de Julio, donde varios locales sufrieron daños y saqueos.

Diversos contenedores de basura fueron quemados y abandonados en medio de la calzada e incluso la sede de la Suprema Corte de Justicia de Uruguay amaneció con varios vidrios rotos.

Un kiosco situado en el centro de Montevideo fue el que se llevó la peor parte, al resultar incendiado y carbonizado por completo.

El diario uruguayo El Observador aseguró que la policía disparó balas de goma al finalizar el encuentro disputado en el mítico Estadio Centenario porque un grupo de personas quiso saltar el alambrado para festejar con los jugadores.

Según el rotativo, uno de los 17 agentes heridos recibió diez puntos de sutura debido a una herida en la cabeza provocada por un hincha.

Antes del encuentro se produjeron algunos incidentes en los alrededores del recinto deportivo y fueron detenidas cuatro personas por disturbios, un policía resultó herido e internado y dos caballos fueron lesionados, agrega la publicación.