Noviembre 22, 2012

Tres policías fueron vinculados al proceso por muerte de hincha en Guayaquil

Michael Murillo León, de 20 años, falleció de un disparo en la cabeza el pasado 4 de noviembre en la ciudad de Guayaquil, cuando con un grupo de hinchas del Barcelona se dirigía al estadio donde Barcelona y Emelec disputaron el 'Clásico del Astillero', el mayor derbi del fútbol ecuatoriano.

En un principio se especuló que la víctima cayó abatida tras recibir el tiro en medio de una gresca con hinchas de Emelec, aunque la difusión de vídeos sobre la participación de los policías despertó sospechas en la fiscal.

Un juez, el pasado 5 de noviembre, incluso dictó prisión preventiva con fines de investigación contra Byron Velásquez, de 26 años, acusado de ser el autor del disparo que mató a Murillo León.

La vinculación de los tres policias se dio a partir de información de la Policía Nacional y el Ministerio del Interior sobre la lista de agentes que habían acudido a controlar la gresca entre aficionados, así como el armamento que usaron.

La muerte de Murillo es la quinta que se da por violencia en el fútbol en los últimos cinco años, mientras que 46 personas han resultado heridas por esas circunstancias.

Murillo León se dirigía al estadio Monumental, del Barcelona, con familiares y amigos vinculados con la barra barcelonista "Sentimiento" cuando se armó una gresca con hinchas del Emelec.

El incidente ocurrió en el puente de la Unidad Nacional, que une a Guayaquil y Durán, la ciudad natal de la víctima, horas antes del 'Clásico del Astillero'.

En el tiroteo también resultó herido Jean Carlos Lavalle Saavedra, de 18 años, quien fue trasladado al Hospital Guayaquil con una herida en el abdomen.

La Policía arrestó a Velásquez días después, luego que hinchas de Barcelona aseguraban que él había sido el causante del disparo, aunque las versiones han cambiado en el transcurso de las investigaciones.
El suceso movió al Gobierno, la Asamblea Nacional y la Federación Ecuatoriana del deporte a lanzar, el pasado 6 de noviembre, la campaña "Tarjeta roja a la violencia en el fútbol".

En una rueda de prensa en Guayaquil ese día, representantes de esas instituciones presentaron los llamados "diez mandamientos" por la paz del fútbol ecuatoriano, una lista de medidas que incluye la realización de un censo de las barras de los equipos

Temas relacionados: