Noviembre 1, 2013

Árbitros del campeonato ecuatoriano deciden no irse a paro

"Hemos tomado una decisión por el bien del fútbol ecuatoriano: arbitrar el campeonato ecuatoriano, pero no arbitrarle al club Pilahuín Tío. Si hasta el día martes la FEF (Federación Ecuatoriana de Fútbol) no decide separar a dicho club, paralizaremos nuestras actividades en forma inmediata", expresó a los periodistas Alfredo Intriago, presidente de los árbitros.

Los árbitros se reunieron en la ciudad portuaria de Guayaquil, sede de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, para analizar y decidir acerca de la agresión al árbitro Jaime Noblecilla durante el reciente partido entre Pilahuín Tío y Delfín, que terminó empatado por 2-2 por la Segunda División local.

Intriago insistió en que la única salida al problema será la separación del club Pilahuín Tío, "pues existe un antecedente del año pasado, cuando por hechos similares se separó al club Pelileo ¿y por qué ahora no se actúa de igual forma?", se preguntó.

Mientras que la federación castigó el martes pasado al club con la prohibición de jugar sus encuentros de local sin la presencia de sus aficionados, lo que originó la reacción de los árbitros por considerar dicha sanción como "una burla en contra los árbitros".

Temas relacionados: