Febrero 1, 2015

Argentina venció 2-0 a Brasil, clasifica al Mundial y pelea el liderato del hexagonal final en el Sub-20

Con una ventaja conseguida en el tramo final del partido, cuando el empate sin goles parecía lo más probable, Argentina venció 2-0 a Brasil el domingo, en el clásico del Sudamericano Sub20, clasificatorio para el Mundial de la categoría.

Los goles fueron anotados por Maximiliano Rolón, jugador de Barcelona de España, y Rodrigo Contreras, cuando corrían 86 y 89 minutos de juego.

Faltaban cinco minutos y hasta ese momento el partido había sido decepcionante: hubo más lucha que fútbol y muy pocas oportunidades de gol, todas ellas desaprovechadas.

Pero a los 86 un pase genial del volante Ángel Correa, jugador de Atlético de Madrid y uno de los destaques del torneo, puso en carrera hacia al área a Rolón, quien envió la pelota al fondo de la red por entre las piernas del portero Marcos.

Brasil se lanzó en forma desesperada en busca del empate, y en una recarga Contreras cabeceó un centro y puso el 2-0 definitivo.

Con este resultado Argentina alcanzó los siete puntos, mientras que Brasil permanece con cuatro. A Argentina le resta enfrentar a Paraguay y Uruguay. A Brasil le quedan los partidos con Perú y Colombia.

Los jugadores argentinos se retiraron cantando la canción que su hinchada había popularizado en el Mundial de Brasil 2014: "Brasil, decime qué se siente".

Las cuatro mejores selecciones se clasificarán al Mundial de la categoría que se disputará en Nueva Zelanda del 30 de mayo al 20 de junio. El campeón clasificará a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 y el segundo accederá a jugar un repechaje con un representante del fútbol de la CONCACAF para llegar la misma competencia.

En caso de ser Brasil el campeón, el segundo clasificará directo a Juegos Olímpicos y el tercero accederá al repechaje.