Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopopup.png
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Alemania 1-2 Italia: Mario Balotelli pone a la ‘azzurra’ en la final de la Eurocopa

El delantero del Manchester City marcó dos golazos para ratificar la paternidad de los italianos sobre los alemanes en torneos oficiales. Mesut Özil descontó para los teutones.

Un par de selecciones acostumbradas a encumbrar al fútbol con sus encuentros históricos se dieron cita en un choque en el que Alemania, como siempre, partía como favorita. El pasado, repleto de derrotas ante el combinado transalpino, parecía no importar. De nuevo, la 'Mannschaft', convencida de juntar en un mismo equipo a tres generaciones diferentes de jóvenes de talentos, saltaba al césped con el pecho hinchado de orgullo.

No había espacio para el recuerdo de las eliminaciones en los Mundiales de México 1970 y Alemania 2006. Tampoco para la derrota en la final del disputado en España en 1982. Ni para recordar que jamás Alemania había vencido a Italia en una gran competición internacional. "El pasado no vale", dijo Löw antes del pitido inicial.

Pero sí cuenta. No estaba Bonisegna, ni Riva, ni Rivera, ni Rossi, ni Tardelli, ni tantos otros que antaño dieran una lección a la gran Alemania. Pero sobre el campo había otros jugadores bien aleccionados por un entrenador, Cesare Prandelli, que ha cambiado el estilo de juego de un país acostumbrado al conservadurismo.

Por encima del resto destaca el italiano Andrea Pirlo. Da pena que siga cumpliendo años. Merecería ser eterno. Es un perfecto metrónomo, un cerebro calculador con precisión alemana pero con el toque mediterráneo necesario para crear magia. Y ante Alemania no falló.

Tras aguantar el tirón inicial de los hombres de Joaquim Löw, con una buena ocasión del joven central Mats Hummels y otra de Barzagli, que casi se marca un gol en propia meta, el jugador del Juventus decidió hacerse con el balón y ponerse a jugar. Él solo pudo con Sami Khedira, un auténtico 'panzer' que arrasaba con todo en el inicio del encuentro.

Pirlo cogió la batuta y su equipo comenzó a carburar. De su juego se aprovechó el imaginativo Antonio Cassano y el impredecible Balotelli. Entre los tres cocinaron el primer gol con un cabezazo inapelable del ariete del City, que repitió casi al final del primer acto. En esta ocasión, fue Montolivo el que dio una asistencia sensacional para que Neuer sólo pudiera contemplar el trallazo de Balotelli.

Publicidad

La historia volvía a repetirse. Italia otra vez ejerciendo de 'bestia negra', aunque todavía quedasen 45 minutos por delante. En ellos, Löw buscó a Marco Reus para encontrar la chispa que necesitaba su equipo y que consiguió en el primer cuarto del segundo acto. En ese tiempo, el joven del Borussia de Dortmund revolucionó a los suyos y a punto estuvo de marcar con un lanzamiento de falta que salvaron Buffon y el travesaño.

Sin embargo, aunque Italia perdió el balón, sabe defenderse por naturaleza. Lo hizo a la perfección, hasta el final, sin apenas sobresaltos, e incluso pudo aumentar el marcador al contragolpe, pero Marchisio y Di Natale no pusieron la puntilla definitiva. Con los germanos sobrados de empuje, pero faltos de ideas, el partido fue muriendo poco a poco y sólo el gol postrero de Özil creó incertidumbre.

Con Italia no se cumple la cita del exdelantero inglés Gary Lineker, que dejó una frase para el recuerdo: "El fútbol es un deporte de once contra once donde siempre gana Alemania". Se equivocó. En el fútbol, cuando se enfrentan italianos y germanos, siempre ganan los primeros. Este jueves, una vez más, y van muchas.

Ficha técnica:

1 - Alemania: Neuer; Boateng (Müller, min.72), Hummels, Badstuber, Lahm; Khedira, Schweinsteiger; Kross, Özil, Podolski (Reus, min. 46); Mario Gómez.

2 - Italia: Buffon; Balzaretti, Barzagli, Bonucci, Chiellini; Marchisio, Pirlo, De Rossi, Montolivo (Motta, min. 63); Cassano (Diamanti, min. 57) y Balotelli (Di Natale, min. 70).

Publicidad

Goles: 0-1, min. 20: Balotelli; 0-2, min. 36: Balotelli. 1-2, min. 90: Özil, de penalti.
Árbitro: Stéphane Lannoy (FRA). Mostró cartulina amarilla a los italianos Bonucci (min. 61) y Motta (min. 89), y al alemán Hummels (min. 92).

Incidencias: Segundo partido de semifinales de la Eurocopa 2012 de Polonia y Ucrania que se disputó en el estadio Nacional de Varsovia ante 58.500 espectadores.

Aquí las estadísticas de la Eurocopa.

En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO