Mayo 24, 2013

Michel Platini pide una fuerza policial para luchar contra el amaño de partidos

Platini efectuó esas declaraciones durante su intervención en el XXXVII Congreso Ordinario de la UEFA, que se celebra en Londres, que aprovechó para lamentar la falta de respuesta obtenida hasta ahora por parte de las autoridades para luchar contra este problema.

"Estamos protegiendo a nuestro deporte de esta lacra con todos los medios que tenemos a nuestra disposición pero, desgraciadamente, a veces no es suficiente", señaló el dirigente futbolístico.

En su opinión, los que manejan los hilos para amañar partidos no son "delincuentes comunes" que "tratan de llegar a fin de mes", sino organizaciones de "tipo mafioso" que "usan ciertos partidos para blanquear dinero y, de paso, manchar nuestro deporte".

Platini consideró que una unidad policial especial sería muy útil para luchar contra este tipo de crimen organizado y, al mismo tiempo, para atajar la violencia y el "hooliganismo" en el fútbol del continente.

El presidente de la UEFA quiso dejar claro que el amaño de partidos no es, "ni mucho menos, un fenómeno generalizado", aunque aseguró que "un solo amaño" ya es suficiente para ensuciar la reputación de este deporte.

"En respuesta al problema de las apuestas, corrupción y amaño de partidos, así como del gamberrismo y dopaje, pedí hace seis años el establecimiento de una fuerza de policía deportiva europea".

Ese llamamiento, lamentó Platini, se ha topado con la "ausencia de reacción alguna" por parte de los "políticos", motivo por el que hoy, dijo, "vuelvo a plantearlo".

"Si, por desgracia, vuelve a caer en oídos sordos, pido a cada país que, como poco, incluya medidas en sus leyes nacionales destinadas a hacer frente al problema del amaño de partidos y castigar a estos tramposos", afirmó el exfutbolista francés.

Platini recordó que sólo 10 de los 53 países miembros de la UEFA, entre ellos el Reino Unido, tienen una legislación que prohíbe el amaño de partidos.

"No son muchos y no es suficiente", comunicó el presidente a su audiencia, entre la que figuraba el príncipe Guillermo de Inglaterra como presidente de la Federación Inglesa (FA).

Durante su intervención, el nieto de la reina Isabel II bromeó al decir que había apostado su dinero a una victoria por 2-0 del Bayern Munich en la final de la Champions, que disputará este sábado en Londres frente al también alemán Borussia Dortmund.

Temas relacionados: